Japón – España amistosa: Pedri anima a España olímpica | Juegos Olímpicos 2021

Japón - España amistosa: Pedri anima a España olímpica |  Juegos Olímpicos 2021
Ceballos intenta dar un pase en el duelo ante Japón.WEB RFEF

Esta España olímpica es todavía un ir y venir, todavía por hacer porque apenas vivió diez días de concentración en Benidorm y de forma incompleta porque seis jugadores vinieron directamente de la Eurocopa (Unai Simón, Eric García, Pau Torres, Dani Olmo, Pedri y Oyarzabal ). Pero aunque le faltan minutos y disparos, es un equipo de toque y comercio, con las ideas claras aunque el remate queda por afilar. Así lo evidenció ante Japón (1-1) un equipo más hecho y rodado, poco ambicioso con el balón pero sensacional en las transiciones, en un amistoso antes de debutar el próximo jueves 22 ante Egipto en el primer partido de la fase de grupos de los juegos. Y gracias a Dios el inagotable Pedri, que llegó a tiempo para jugar el equipo, para sellar un empate que es un buen aviso para España, que deberá adaptarse al calor y la humedad antes de enfrentarse a Egipto (22 de julio), Australia. (25) y Argentina (28) en la fase inicial de los Juegos Olímpicos. Siempre, por supuesto, con ganas de repetir el laurel Barcelona 1992, o también la plata como en Sydney 2000.

Con la preocupación de la dosificación de las cargas con los futbolistas que siguen en una temporada interminable, De la Fuente dio minutos y aire a otros que supuestamente son actores secundarios, obligados a demostrar que pueden ser una alternativa a la austeridad. Así lo aclaró Rafa Mir, quizás menos virguero que otros pero una solución para duelos bloqueados y ante defensas abigarradas. Entonces, frente al ordenado lateral de Japón, que se movía como un bloque y esperaba cerca del área, el robusto delantero exigía el balón. Y, aunque lo encontraron desde la uva hasta la pera, cuando entró en juego se generaron brechas, también oportunidades. Como aquella racha de Mir que le sirvió a Dani Olmo para meter en carrera a Ceballos, que se encontró con envidia ante la sabia salida del portero rival. O ese otro remate de Asensio desde el balcón del área, un disparo con hilo que no atrapó el gol a tiempo. Incluso ese disparo de Mir, quien bajó la pelota y cargó su pierna en un instante, pero no pudo con los guantes de Kosei puestos.

Japón tenía menos interés en retener el balón pero lo que ocupaba era llegar a la zona rival sin adornos, cogiendo el balón para atacar. Habló con los contras, siempre con Kubo como trampolín y distribuidor para organizar cualquier acercamiento. Aunque a la selección japonesa le costó pelar a España, ya que tropezó en cuanto se perdió el balón y fueron generosos en el esfuerzo y el retroceso, un trote de Kubo por el costado derecho y un cruz de muerte bastaron para la llegada de Doan, acertó. él primero y el propio equipo. Hasta entonces poco se sabía de Japón en la zona contraria, posiblemente un centro de Hatate que se encontraba por encima de la portería de Unai Simón.

De la Fuente decidió retirar los cambios pero la propuesta fue la misma entre algunos jugadores de nuevo viejo rock, con gusto y amor por el balón, los gobernantes del duelo atraviesan el balón hasta que quedan recogidos en el campo rival. Y fue Ceballos quien se quitó el sombrero con un pase interior a Oyarzabal, una oportunidad desafortunada ya que el zaguero se metió en el disparo. Igual de claro fue este disparo de Bryan Gil, obligado a hacerlo con la derecha y bien atajado por el arquero. Pedri también entró en el campo, elegido en el once de la Eurocopa, un futbolista que da sentido al balón y al juego, y se ha demostrado que Pedri también es olímpico. De sus botas salieron los peligrosos ataques de España, mal resueltos en un principio por Oyarzabal con un gatillo en el área pequeña; bien celebrado con un remate de Puado que pegó en los pies de Soler antes del poste y de la red. Qué dibujar y ver que España debe recoger las piezas antes del primero contra Egipto.

Suscríbete aquí a nuestro boletín especial de los Juegos de Tokio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *