JP Morgan: Luis Artero: «Nos preocupa la inflación, pero de momento no nos preocupamos» | Negocio

JP Morgan: Luis Artero: "Nos preocupa la inflación, pero de momento no nos preocupamos" |  Negocio
Luis Artero, en la sede de JP Morgan en MadridSan Burgos

La división de banca privada de JP Morgan es una de las más exclusivas de España. Tienen alrededor de 200 clientes y para trabajar con ellos es necesario tener un patrimonio neto mínimo de $ 25 millones. Luis Artero (Madrid, 1967) es el gestor de inversiones. “Con la pandemia, nos hemos vuelto más eficientes. Los clientes se han acostumbrado a las videoconferencias, pero quieren seguir teniendo contacto personal con su banquero ”, explica.

Pregunta. ¿Cómo ve la economía global? ¿Qué tan fuerte es la recuperación?

Respuesta. La solución a la crisis sanitaria, la vacuna, ha demostrado ser eficaz. Esto significa que la recuperación es muy fuerte en China y Estados Unidos. En Europa, estamos un cuarto o dos por detrás, pero la mejora también será visible. Aunque existe una dicotomía en los niveles de inmunización entre las economías desarrolladas y otras, el virus ha expirado. Tendremos que vivir con eso, pero es casi seguro que lo veamos como un evento pasado. Esta crisis también surgió porque hubo una respuesta global coordinada sin precedentes de medidas monetarias y fiscales. Estos estímulos también continuarán durante algún tiempo.

P. ¿Le preocupa el repunte de la inflación?

R. Hay expertos que dicen que tenemos un problema y otros que piensan que la inflación debería estar en nuestras mentes, pero no se preocupe. Es cierto que los precios a corto plazo están aumentando. Hay varias razones, como el hecho de que el diferencial entre la demanda de bienes y servicios se reduce a medida que se reabren las economías. También es cierto que en comparación con los datos de 2020, la lectura está algo sesgada.

En el caso de la inflación de largo plazo, existen dos tipos: laica y cíclica. Lo secular tiende a caer debido al aumento de la productividad. Lo podemos observar cuando compramos un dispositivo electrónico. La inflación cíclica es la más importante y depende en gran medida de dos factores: el mercado laboral y la vivienda en alquiler. Con la crisis del COVID-19 en Estados Unidos, se han perdido 22 millones de puestos de trabajo. Se han recuperado dos tercios, pero aún quedan siete millones de puestos por cubrir. Esto significa que este mercado laboral aún puede resistir las presiones inflacionarias sobre los salarios. El alojamiento de alquiler es un factor que puede ejercer presión sobre el componente cíclico de los precios. ¿Vamos a tener inflación? Sí, nuestra previsión para fin de año en Estados Unidos es 2,6% y 2,1% para 2022.

P. ¿Cuándo cree que la Reserva Federal aumentará las tasas de interés?

R. La Fed ya ha cambiado su forma de trabajar y ha hecho saber que no le importa que la inflación media supere el 2%. Además, no olvidemos que su mandato no solo se centra en el control de precios sino en el pleno empleo, rasgo que lo distingue del mandato del Banco Central Europeo (BCE). Lo primero que debe hacer es anunciar cuándo está comenzando a reducir su programa de compra de deuda. Cada mes, continúa adquiriendo valores de renta fija por valor de 120.000 millones. Se espera que este anuncio llegue en agosto o septiembre. Jerome Powell hace un trabajo fantástico en comunicación y psicología del mercado. La famosa reducción debería comenzar a principios de 2022. En el caso de las tasas de interés, las actas de la reunión de la Fed de junio ya sugerían que podría haber dos subidas en 2023. Ciertamente no esperamos que esto ocurra. el próximo año. año como muy pronto.

P. ¿En qué momento del ciclo económico estamos?

R. Creemos que estamos entrando en la mitad del ciclo. Solo ha pasado un año y medio cuando en la crisis financiera se necesitaron cinco años para llegar allí.

P. Si estamos en la mitad del ciclo, ¿tendrán tiempo los bancos centrales para retirar el estímulo para tener armas cuando llegue la próxima recesión?

R. Estar en medio de un ciclo no significa que este momento dure muy poco. Podemos estar en esta fase unos años más. El ciclo anterior duró 10 años y fue interrumpido repentinamente por un factor exógeno. La Oficina de Presupuesto prevé que el equilibrio del crecimiento del PIB de EE. UU. Se sitúe en torno al 1,8%. Calculamos que este crecimiento en los próximos 10 años podría ser del 2,25%. Entre el 22% y el 25% de la población de EE. UU. Trabajará desde casa. Esto puede conducir a jornadas laborales más largas al incorporar parte de la población, las mujeres, al mercado laboral y reducir el tiempo perdido en los desplazamientos. Otro factor que puede impulsar el PIB es una mayor productividad.

P. En este escenario, ¿cómo recomienda invertir a sus clientes?

R. Nuestras carteras tienen una sobreponderación del 6% en acciones frente a renta fija y activos alternativos. Creemos que las acciones pueden seguir obteniendo mejores resultados durante los próximos 12 meses. Por regiones geográficas, una sobreponderación del 3% se refiere a la renta variable estadounidense, al 1% en Europa y al 2% en los mercados emergentes. A principios de año, teníamos un sesgo hacia los sectores de crecimiento secular (TI y servicios) y hacia el crecimiento cíclico (salud). En los últimos meses, sin embargo, nos hemos movido hacia sectores más cíclicos como el industrial, el financiero y, en Europa, los servicios públicos y los servicios públicos, con cierta infraponderación en el consumo básico. En tipos, hemos reducido la apuesta por la deuda de alto rendimiento y mantenemos una duración bastante larga de emisiones.

P. ¿Qué opina del acuerdo para establecer un impuesto corporativo mínimo en todo el mundo? ¿Serán las grandes fortunas el próximo objetivo de las subidas de impuestos?

R. Es cierto que el aumento de la deuda pública puede tener que financiarse en parte con aumentos de impuestos. Pero estos incrementos deben hacerse de forma moderada, paulatina y cuando la economía se haya recuperado un poco más. Apresurarlos podría atrofiar el crecimiento. Sobre el impuesto mínimo para las empresas, no creemos que sea malo. El impacto en las ganancias corporativas en Estados Unidos será pequeño y será compensado por el plan de inversión en infraestructura.

P. ¿La gente rica paga pocos impuestos?

R. Para responderte, recurriría al derecho comparado. En España existe un impuesto que existe en muy pocos países del mundo como es el impuesto sobre el patrimonio. Los activos financieros en nuestro país están penalizados frente a empresas o inmuebles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *