Juez deja a López Madrid y Villarejo a un paso del banquillo por acosar al Dr. Pinto | España

Juez deja a López Madrid y Villarejo a un paso del banquillo por acosar al Dr. Pinto |  España
El empresario Javier López Madrid, a la derecha, acude con su abogado a la Audiencia Nacional para asistir al juicio del caso Bankia.
El empresario Javier López Madrid, a la derecha, acude con su abogado a la Audiencia Nacional para asistir al juicio del caso Bankia.Fernando Villar / EFE

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón propuso juzgar al comisario retirado José Manuel Villarejo, a su socio, el abogado Rafael Redondo, y al empresario Javier López Madrid por haber contratado al policía por este último por acosar a la doctora Elisa Pinto, con quien López Madrid no estaba de acuerdo y se había encontrado con acusaciones de acoso. En el auto, el magistrado procede contra los tres por un delito de corrupción, punible con hasta seis años de prisión. La decisión aún no es firme y puede ser recurrida ante el propio juez y ante la Sala de la Audiencia Nacional. Con ello García-Castellón ya ha concluido seis de las treinta piezas separadas que componen el macro resumen de la Operación Tándem, en el que se investigan las actividades presuntamente ilícitas de Villarejo.

Más información

En el coche, conocido el miércoles, el juez detalla que, a finales de 2013, López Madrid contrató al comisario, entonces activo en la Policía Nacional, «para que le ayudara a ultimar un caso personal» con el doctor Pinto y le impidiera de denunciar el acoso. Entre estas acciones, el magistrado detalla la visita que el empresario y el tercer imputado, el abogado Rafael Redondo, realizaron a la víctima en su despacho para pedirle que lo dejara en paz y amenazar con que «la policía irá. A verla». El magistrado detalla que a partir de ese día y durante el año siguiente, Villarejo comenzó a «acosar» al médico, para quien utilizó «medios policiales para desprestigiar al médico» una vez que ella denunció a López Madrid.

La investigación reveló que el policía dio seguimiento a la víctima, accedió a su información privada sin autorización «e intentó inmiscuirse en la investigación policial, manipulándola y actuando sobre el resultado de una ronda de reconocimiento» en la que iba a participar el propio Villarejo. y en el que finalmente fue reconocido por el médico como presunto autor de la puñalada que sufrió el 10 de abril de 2014. En el auto, el magistrado precisó que en el teléfono de López Madrid, a pesar de que había sido manipulado antes de su entrega. en el juzgado se encontraron varias conversaciones con policías, seis de ellos con el comisionado retirado.

En este sentido, García-Castellón subraya la relación que el empresario tenía en ese momento con otros policías, uno de los cuales estaba directamente involucrado en la investigación que se estaba llevando a cabo en su contra por el hostigamiento al Dr. Pinto. Así, el juez detalla que López Madrid tenía «una estrecha relación» con el inspector de policía que investigaba la denuncia del médico. Este agente envió al empresario, entre octubre y noviembre de 2015, «varios correos electrónicos informándole del estado de la investigación y recibiendo instrucciones», dijo.

La orden incluye como prueba de la presunta contratación de Villarejo por parte del empresario el contenido de un archivo de audio, grabado el 26 de enero de 2017, en el que el comisionado indica a su interlocutor «que el acto judicial no» identifica «al de exigir «Pago de indemnización» de López Madrid tras ser señalada por el Dr. Pinto en su denuncia por las puñaladas que sufrió: «Yo, cuando todo terminó, cuando presenté la denuncia contra la tetera, éste y todos los que ayudaron y tal y tal, hablaré con él, con Javierito … ponme un poco de dinero, porque me pones en un Pelota y ni siquiera me llamaste para decirme … «. En otro momento de la misma conversación, el policía insiste en que le pedirá más dinero a López Madrid:» Te digo, chiquito, daño «. En su declaración como imputado en enero de 2021, el empresario negó haber contratado a Villarejo, aunque admitió haberlo conocido e insistió en que siempre había creído que era un investigador privado y no un policía en activo.

La apertura de esta parte del resumen tuvo lugar en enero de 2020, luego de que la Dra.Pinto presentara una carta en octubre de 2019 en la que solicitaba comparecer en la Caso Villarejo como lesionado, ya que consideró que el comisario retirado estaba utilizando una de sus empresas, el grupo Cenyt, y su condición policial para «interferir» en el caso seguido por un juzgado de Madrid por sus golpes de cuchillo, y en el que su dueño ha Ya se ha dado el primero en sentar al empresario y al comisario en el banquillo. La solicitud del médico fue denegada dos semanas después, pero su abogado apeló, y el juez finalmente no solo admitió su comparecencia, sino que también ordenó que se abriera una sala específica.