Junts rehabilita a Eduard Pujol, se disculpa tras denuncias no especificadas de acoso sexual | Cataluña

Junts rehabilita a Eduard Pujol, se disculpa tras denuncias no especificadas de acoso sexual |  Cataluña
Edurad Pujol, ex miembro de Junts per Catalunya.Joan Sanchez / EL PAÍS

Eduard Pujol dejó la vida pública poco después de que dos mujeres acudieran a la sede de su partido, Junts per Catalunya, y dijeran que habían sido acosadas sexualmente. Pujol era portavoz parlamentario de formación cuando se vio obligado a dimitir y fue suspendido de sus funciones. Siempre ha negado los hechos. Ocho meses después, y tras constatar que no se había presentado denuncia ante la policía, la fiscalía ni la justicia, Junts decidió rehabilitar su silueta, devolver su carnet de activista y pedir disculpas, según conoció EL PAÍS.

La decisión de Junts es un alivio, aunque incompleto, para Pujol, quien asegura haber pasado por un “infierno” desde que se hizo pública la existencia de las quejas bipartitas en octubre de 2020. “Esto no puede volver a pasar. La protección de la mujer debe llevarse al extremo, pero el precio no puede ser la muerte civil de una persona que no ha hecho nada ”, proclama la exdiputada en conversación con este diario. Pujol no solo quiere que se limpie su imagen, sino también denunciar que, si hay una víctima en esta historia, es él: “Pido a la gente que tenga conmigo la empatía que tendría con una mujer maltratada y asediada, porque es lo que me ha pasado».

Las dos mujeres que denunciaron a Pujol no solo no acudieron a los tribunales, sino que son ellas las que parecen estar bajo investigación por «atribuir hechos falsos» al exdiputado. Eva R. fue citada por insultos, calumnias y amenazas y Noemí Ll., Concejala municipal de Junts, por insultos y calumnias, según la documentación consultada por este diario. Pujol mantuvo una emotiva relación con las dos mujeres, quienes finalmente se reunieron para denunciarlo en la fiesta.

Más información

El caso de Eva R. se remonta a agosto de 2018, coincidiendo con el proceso de separación de Pujol. Los dos se contactaron en Instagram y empezaron a salir esporádicamente, hasta que un día el exdiputado quiso terminar la relación. Luego comenzó una campaña de acoso y demolición en las redes sociales. La mujer inicialmente amenazó con publicar fotografías íntimas de Pujol y luego comenzó a atribuirle presuntos abusos sexuales. En su denuncia, Pujol entregó al juzgado unos 3.400 mensajes de WhatsApp que la mujer le envió hasta finales de 2019 y que contenían «reproches, amenazas o anuncios para difamarlo en las redes», según documentación en poder de esta revista. . El exportador asegura que no denunció por el “malestar” que sentía, dada su posición pública.

Pujol luego inició una relación con Noemí Ll. De los mensajes móviles (unos 2.000) que están en manos del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, ​​no se deduce «el mínimo de rechazo o desaprobación a la forma en que Pujol se dirigió a ella», según la denuncia. . En noviembre de 2019, se contactaron por última vez y dejaron de verse. No fue hasta casi un año después, en octubre de 2020, cuando Noemí Ll. y Eva R. se unieron para denunciar haber sufrido el presunto acoso sexual de Pujol. El contenido real de estas denuncias nunca fue revelado por el partido, pero la gravedad de las protestas de las dos mujeres llevó al partido a actuar enérgicamente. Y en Pujol, aléjate.

“Me vi en medio del infierno y me encerré. Aún no me había recuperado del asedio que había sufrido cuando me dijeron que soy yo quien asedió ”, dice sobre la doble denuncia de las mujeres con las que había tenido una relación. Aún no comprende qué los impulsó a apostar, especialmente en el caso de Noemí Ll., Cuya relación fue mucho menos problemática que la de Eva R.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *