Keiko Fujimori denuncia fraude electoral no comprobado y altera el último recuento de votos en Perú | Internacional

Keiko Fujimori denuncia fraude electoral no comprobado y altera el último recuento de votos en Perú |  Internacional
La candidata peruana Keiko Fujimori, en conferencia de prensa este lunes en Lima, durante la cual denunció un presunto fraude electoral.GIAN MASKO / AFP

Keiko Fujimori sacudió el último tramo del recuento de votos en Perú con sus sospechas. La candidata conservadora había asegurado durante la campaña que aceptaría los resultados, pero en el momento de la verdad llegó a cuestionar el proceso. Fujimori compareció este lunes en rueda de prensa, con Pedro Castillo al frente de 95.000 votos y esperando las papeletas de los peruanos en el exterior, para denunciar que tiene indicios de irregularidades en el escrutinio que constituirían fraude electoral. La política no ha presentado evidencia que sugiera que este sea realmente el caso.

“Hay una clara intención de boicotear la voluntad popular”, dijo Fujimori. Luego pidió a la gente que publicara los videos que lo demuestran con el hashtag #FraudeEnMesa. El candidato de Fuerza Popular, que se postula por tercera vez en una segunda vuelta presidencial, tampoco planeaba hablar hasta que se contabilizara el 100% de los votos. Sin embargo, el profesor de izquierda Pedro Castillo se distanció con el 96,387% del examen (50,281% contra 49,719%). Entonces Fujimori pareció despertar las sospechas de un pucherazo, acompañado de dos candidatos a vicepresidencias de su hipotético gobierno.

Más información

La declaración de Fujimori contrasta con la valoración de las misiones de observación electoral. Por ejemplo, el jefe de la misión de la OEA felicitó a Perú en la tarde del lunes por el curso pacífico y democrático del domingo. «Reconozco a las autoridades electorales por haber organizado un proceso muy complejo marcado por la pandemia y la polarización política», dijo Rubén Ramírez en un video publicado en Twitter.

Dada la pequeña diferencia entre el número de votos de un candidato a otro y la lentitud de la votación –un porcentaje de los votos de las circunscripciones rurales y peruanos en el exterior aún faltan en las cuentas– Castillo y Fujimori han expresado su preocupación por las votaciones, aunque solo el conservador habló directamente sobre el fraude.

El jefe de la misión de la OEA pidió a Fujimori y Castillo que esperaran con paciencia y calma los resultados. “Cualquier incumplimiento”, dijo, “será resuelto por los cauces legales”. El líder de Fuerza Popular repite el escenario de 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynski fue declarado ganador, por décimas, de un conteo rápido por un encuestador. En los días que siguieron, ella y su equipo de campaña hablaron en contra del robo de las elecciones. Cuando el jurado de las elecciones nacionales declaró a Kuczynski como el ganador, la líder Fujimori y su partido obstruyeron el gobierno recién electo con mociones de censura.

A pesar de la actitud de Fujimori, no se ha dicho todo. La distancia siempre es reversible. Queda por contar los votos en el exterior, donde en teoría tiene más apoyo. “Sabemos que están llegando los votos de los peruanos residentes en el exterior y esperamos que con el recuento de esta acta corresponda la votación”, dijo al respecto.

Además, un informe de misión de la Unión Interamericana de Organismos Electorales reconoció los esfuerzos de la ONPE, el Instituto Electoral Peruano y el Jurado Nacional de Elecciones «para organizar un proceso correcto y exitoso, de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales. Declaración, Iván Lanegra, secretario general de la Asociación Peruana de Transparencia Civil, especialista en observación electoral, rechazó la posibilidad de hablar de “fraude” durante las elecciones.

Suscríbete aquí para boletín de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *