La Audiencia Nacional desestima a Repsol, CaixaBank, Brufau y Fainé en el caso Villarejo | Economía

La Audiencia Nacional desestima a Repsol, CaixaBank, Brufau y Fainé en el caso Villarejo |  Economía
El ex presidente de CaixaBank, Isidro Fainé (izquierda), y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, el lunes.
El ex presidente de CaixaBank, Isidro Fainé (izquierda), y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, el lunes. EFE

El juez Manuel García-Castellón, instructor de la Audiencia Nacional, destituyó a Repsol y Caixabank por Caso Villarejo, así como el actual presidente de la petrolera, Antonio Brufau; y el ex presidente del banco y ex vicepresidente de la empresa energética, Isidro Fainé. Según una orden a la que tuvo acceso EL PAÍS, el magistrado tomó esta decisión tras interrogar esta semana a los representantes legales de las dos empresas, quienes negaron cualquier irregularidad por su parte en la contratación de Cenyt, el grupo de empresas que encabeza el comisario retirado. . José Manuel Villarejo, pese a las sospechas de los investigadores de que las dos empresas se apoderaron de los servicios policiales para preparar una operación de espionaje en 2011 contra Luis del Rivero, entonces presidente de Sacyr y que quería tomar el control de la petrolera tras un pacto con la mexicana. Pemex.

En las declaraciones de esta semana, representantes de Repsol y Caixabank defendieron que la empresa se puso en contacto con Cenyt solo para obtener legalmente información sobre el acuerdo entre Pemex y Sacyr, pero nunca para recabar datos personales que puedan suponer una vulneración de derechos –en los archivos de Villarejo, una grabación de Se encontraron llamadas telefónicas de presuntas víctimas. Además, destacaron que la contratación fue transparente y rigurosa, y que siempre se respetaron los estándares internos y el control de la empresa.

Hasta el momento, el juez García-Castellón también ha detenido a varios ejecutivos de las dos empresas acusadas de estos hechos. Entre ellos, Antonio Brufau, actual presidente de Repsol; e Isidro Fainé, expresidente de CaixaBank y exvicepresidente de la petrolera española, para quien lidera las investigaciones. Ambos ya le han negado al juez cualquier ilegalidad e insistieron en que no sabían quién era Villarejo. El comisario retirado denominó esta supuesta operación de espionaje contra Del Rivero como Proyecto Vino y, según el resumen, recaudó al menos 400.000 euros de las dos empresas.

Respecto a Fainé y Brufau, el magistrado considera que su participación en la contratación de Cenyt no ha sido probada y que, según el documental aportado por las dos empresas, “parece que la contratación no entró en el ámbito del control del presidente, pero dentro de sus directores de seguridad ”. Por eso agrega: «Sin ningún indicio que indique que [ambos] interviniendo directamente en los hechos investigados, no es posible trasladar a dichos presidentes una obligación de supervisión y control de la empresa que se delega en los órganos competentes al efecto ”. En este sentido, García-Castellón subraya que «no hay una responsabilidad estricta por el cargo».

Al mismo tiempo, el juez también acaba de valorar la acusación de Repsol y Caixabank como personas jurídicas. El magistrado considera que al momento de los hechos, ambos contaban con un sistema de prevención y cumplimiento «efectivo», «sin que las acusaciones hayan aportado elementos de acusación que permitan concluir la existencia de una falla estructural en los modelos de prevención y vigilancia». control vigente en las empresas ”. La documentación aportada por las dos empresas, precisa el instructor, «permite verificar que los mecanismos preventivos implantados existieron y fueron adecuados, independientemente de la posible ocurrencia de los hechos investigados».

Consultar el auto en el que la Audiencia Nacional imputa a Repsol, CaixaBank, Brufau y Fainé en el Caso Villarejo. Si no puede ver la imagen correctamente, descargue el documento PDF aquí.