La factura de la luz se dispara para aumentar un 46% en abril, el más alto de la historia

La factura de la luz se dispara para aumentar un 46% en abril, el más alto de la historia

la factura de electricidad este abril vio el mayor incremento de la historia, con un 46,4% para el usuario medio, según un análisis de la Organización de consumidores facua publicado este viernes, que indica que la factura ha aumentado en 26 euros respecto al mismo mes del año pasado.

Recursos de la factura de gas y luz (Iberdrola y Gas Natural)

El análisis de Facua-Consumidores en Acción sobre la evolución de la tarifa semirregulada (PVPC) indica que con el precio promedio por kilovatio hora (kWh) en abril, la factura media del usuario ascenderá a 81,55 euros, frente a los 55,71 euros de hace un año, una diferencia de casi 26 euros.

El kWh experimentó un Aumento del 70,7%, desde 9,98 céntimos – impuestos indirectos incluidos – en abril del año pasado hasta 17,04 euros los últimos 30 días.

Facua recuerda que en abril de 2020, el kWh tuvo la precio más bajo en 16 años (para todo 2004, se fijó en 9,95 centavos).

El alto valor de kWh en abril fue el resultado, fundamentalmente, de los máximos sin precedentes alcanzados por el Precio del CO2 en Europa, lo que sigue siendo determinante para la configuración de tarifas en el mercado mayorista español, explica la organización de consumidores.

Pese al fuerte aumento, Facua aconseja a los usuarios que no «caigan en la trampa» de alquilar tarifas de libre mercado y que mantengan o se registren en semireguladas Precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), ofrecidos por especialistas en marketing de referencia obligatorios por el gobierno.

Estudios llevados a cabo por la asociación año tras año demuestran que PVPC es el tarifa «más competitiva» y eso solo se suma a algunas ofertas del mercado libre durante algunos meses.

Compromisos gubernamentales para reducir los ingresos

Facua lamenta que el gobierno no acelere el cumplimiento de los compromisos programáticos adoptados por el PSOE y Unidos Podemos al inicio de la legislatura de política energética.

Estos incluyeron la reducción del precio del cargo por electricidad, la aplicación de un precio más bajo por el primer kWh consumido y la eliminación de salarios altos que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, antes de la liberalización y que han «más que recuperado sus costos de inversión».

La asociación también pide una reducción sustancial de los impuestos indirectos aplicados a factura de luz de las familias, que supera el 27%, sumando el IVA general del 21% con el impuesto especial a la electricidad.

Asimismo, aboga por una reforma del cheque social para que muchos más consumidores puedan acceder a él y aumentar el descuento Representa sobre la tarifa PVPC semirregulada.