La Fiscalía no ve delito en la recaudación de complementos salariales en Podemos

La Fiscalía no ve delito en la recaudación de complementos salariales en Podemos

Fiscalía Provincial de Madrid no ve ninguna infracción en la recaudación de suplementos salariales en Podemos después de que el juez de instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, reabriera el caso que él mismo había presentado en marzo. Según nota difundida por el Ministerio Público, la Fiscalía aceptó el recurso presentado contra la orden de reabrir el expediente, el cual estableció que la gerente de Podemos, Rocío del Val, no tenía capacidad para otorgar dichos complementos salariales a los miembros de la formación y que, en consecuencia, podría haber cometido un delito de administración injusta.

La Fiscalía, luego de la práctica de diferentes trámites, indica que la recolección de estos suplementos «puede ser cuestionable desde un punto de vista ético o transparencia requerida de los partidos políticos«, pero esto no constituye delito. Agrega que fueron imputados de manera» transparente «y de» control interno «y que, si la medida de aumento salarial se hubiera tomado de acuerdo con el director o a propuesta de la liderazgo del partido, tampoco sería un delito. La Fiscalía declara que no se trata de sumas recaudadas en sobres, «sino de suplementos deducidos de la nómina y conocidos por todos los órganos de control del partido».

Así, para el parquet, «sigue preguntándote“Si fue la acusación popular –delante de Vox– la que apeló contra la reapertura del caso, lo que confirma la existencia de prueba de un delito de administración injusta cuando no se considera al perjudicado, en este caso el propio partido político. como tal. «Y lo hace sobre la base de la desconfianza de los representantes de los partidos que certifican el cumplimiento de la normativa interna», argumenta. De hecho, expone la Fiscalía, Vox incluso pide que se tome en consideración a uno de ellos, que certifica la regularidad de los suplementos, por haber sido investigado por el delito de encubrimiento o fraude procesal.

Además, la Fiscalía también denuncia en el escrito hecho público que la Fiscalía privada tiene la intención de volver a auditar el desempeño de Podemos “Respecto a los hechos atípicos ya aclarados y para los que, en cambio, no hay indicio de delito”. Il critique ici l’affirmation de l’accusation populaire selon laquelle des données soient révélées sur ceux qui chargent dans le parti ce type de suppléments ainsi qu’une demande générale à Podemos sur le rapport d’exécution du budget et la documentation envoyée au conseil ciudadanos.

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid puso la lupa sobre los suplementos que cobraban Val y el tesorero, Daniel de Frutos, -uno de Coordinación, de 210,32 euros, y otro de Coordinación Ejecutiva, de 400 euros- y en Responsabilidad Civil (210,32 euros adicionales) que recibió el abogado Marta Flor, así como en los reembolsos que el gerente y De Frutos habrían recibido en promedio 300 euros mensuales por gastos de viaje.

El ex abogado de Podemos José Manuel Calvente, demandante en el caso “Neurona”, describió estos pagos adicionales como posibles bonificaciones, lo que llevó al juez a investigar. 11 de marzo, Escalonilla decidió archivar temporalmente esta línea de investigación concluyendo que Val tenía el poder de implementar estos complementos. Pero, un mes después, optó por reactivar esta línea de investigación, considerando que la nueva documentación presentada del expediente preliminar «puede llevar a conclusiones distintas», es decir que Val «no tenía autoridad para aprobar la escala salarial. y, por tanto, se entiende que implementar complementos salariales que modifiquen dicha escala ”.

Con eso, aceptó un llamado a la reforma de Vox accediendo a nuevos procedimientos, incluida la declaración de testigo del predecesor de Val, Pablo Manuel Fernández Alarcón, y una nueva solicitud a Podemos para que proporcione más documentación interna. El exgerente ‘morado’ testificó el viernes pasado ante Escalonilla que durante su mandato aprobó bonificaciones salariales en casos puntuales donde tuvo en cuenta las circunstancias particulares de cada trabajador. validando así el desempeño de Val. «No conocía ninguna regla que me lo impidiera», dijo, según fuentes presentes durante la comparecencia.

Neurona

El meollo de este caso, donde se investiga la presunta financiación ilegal de Podemos, es el contrato de 363.000 euros que el partido firmó con la consultora política Neurona Comunidad para las elecciones legislativas del 28 de abril de 2019. El juez sospecha que se trató de un contrato simulado que se habría utilizado para malversar dinero de cuentas “moradas”, de ahí la actividad probatoria centrarse en determinar que la empresa hizo el trabajo.

Entre otras cuestiones que aparecieron en la denuncia original, Escalonilla ha cerrado investigaciones relacionadas con la contratos electorales con ABD, la construcción de la nueva sede de Podemos y presunto acceso no consentido a una computadora de la abogada Marta Flor. También cerró la investigación sobre las donaciones del Fondo Solidario y las supuestas bonificaciones pero reabrió las dos investigaciones, la primera por orden de la Audiencia Provincial luego de un recurso de Vox y Pro Lege y, el segundo, cambiar a pedido de Vox.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *