La incertidumbre marca la inauguración de la Feria del Libro de Madrid | Cultura

La incertidumbre marca la inauguración de la Feria del Libro de Madrid |  Cultura

Han pasado dos años desde que los stands de la Feria del Libro de Madrid inundaron por última vez el Parque del Retiro. La pandemia de coronavirus obligó a los libreros a quedarse en casa en la edición anterior y celebrar el evento online. Por eso esta 80ª edición se llama #laferiadelreencuentro. En las cabañas hay una mezcla de emoción, nerviosismo e incertidumbre. Las limitaciones de capacidad del 75% y el cambio de fechas -generalmente entre mayo y junio- son las principales preocupaciones de los libreros, que no dudan del deseo de los lectores. Este año, del 10 al 26 de septiembre, la muestra cuenta con 320 stands, más de 1.000 autores y Colombia como país invitado.

Dvd1070 (09/10/21) Inauguración Feria del Libro de Madrid, Parque del Retiro Foto: Víctor Sainz

GALERÍA DE FOTOS: La Feria del Libro 2021, en imágenes

Este año hay menos stands que en la pasada edición, de 361 a 320. Además, el espacio se ha reducido de 1.400 metros a unos 500. Pero lo que realmente temen los libreros son las restricciones de capacidad. No puede haber más de 3.900 personas en el recinto a la vez – no hay limitaciones para el resto de El Retiro – y quienes deseen ingresar podrán verificar en cualquier momento si el cupo está cubierto, tanto en la web como en en las señales de entrada. Todos los visitantes deben usar una máscara, mantener una distancia segura y preferiblemente pagar con tarjeta.

El Retiro tuvo que esperar hasta la tarde para ver las primeras largas colas en los dos accesos a la feria, que mantuvo todo su aforo durante varias horas por la tarde. Irene Antón, de la editorial Errata Naturae, considera esto “una buena señal” para el primer día: “Ha habido mucha gente que ha preguntado y consultado, y la sensación con los clientes es muy buena. Alrededor de las 12:30 p.m., ya estábamos trabajando como cualquier otra mañana diaria. Queda por ver cómo reacciona la gente durante el fin de semana, pero hasta ahora ha sido un buen viernes ”. Nahir Gutiérrez, coordinadora de comunicación de la división de Bibliotecas del Grupo Planeta, agradece que con la sensación del viernes, «el sábado puede ser un gran día», sobre todo por el efecto llamado: «Mucha gente que pasa. El Retiro no sabía que Ahora era una feria, y cada vez más gente se anima a venir ”.

Ambiente en uno de los stands de esta edición de la Feria del Libro, este viernes. En video, recomendaciones para lectores.VPE (Víctor Sainz)

La Reina Letizia fue la encargada de inaugurar esta edición, como lo había hecho en 2019. Recorrió el Paseo del Coche acompañada del consejero de Cultura, Miquel Iceta, y la teniente de alcalde de Madrid, Begoña Villacís. También estuvo presente la canciller colombiana Marta Lucía Ramírez, quien entregó a la Reina la bandera del país invitado. La primera parada de la reina fue en el stand del ayuntamiento de la capital, donde se le presentó el libro del aniversario de la feria. Luego, en el stand del Ministerio de Cultura y Deportes, la ministra Iceta entregó La Divina Comedia, para conmemorar el 700 aniversario de la muerte de Dante Alighieri, y Infinito en una caña, Premio Nacional de Ensayo 2020, de Irene Vallejo.

Por ahora todo es dudoso, pero los libreros creen que el primer fin de semana será suficiente para saber si la feria será un éxito o no. Ismael Contreras, uno de los gerentes de la librería Generación-X, expresa sus temores: “Es posible que la gente haya gastado su dinero en vacaciones antes y ahora esté pensando en otra cosa en lugar de comprar un libro. Además, son fechas para volver a la rutina, y no sabemos, por ejemplo, si las escuelas nos visitarán porque acaban de empezar, cuando antes era una actividad muy común ”. En cualquier caso, Contreras confía en los lectores: “Si la gente está lista para hacer cola para comprar un libro, es para darles un beso.

Más información

El director de la feria, Manuel Gil, confirmó la semana pasada que «no hay posibilidades» de que se renueve en septiembre del próximo año. «En 2022 arrancará el último viernes de mayo: se ha comprobado que son las mejores fechas y hay muchos motivos que justifican volver a ellas», precisó Gil para tranquilizar a muchos libreros, que desean volver a las condiciones de otras ediciones.

Para algunos, esta es su primera participación en la muestra, como es el caso de Marta Tutone, de la redacción de Liana. «Iniciamos nuestra actividad en febrero de 2020, y nuestra primera vez en estas condiciones provoca una mezcla de emoción y nerviosismo». Desde el stand del sello Blackie Books, que ha participado en varias ediciones, Patrizia Tiflippo considera que “la feria también es siempre un buen termómetro para saber qué libros interesan más a la gente”. Y Sergio Bang y Andrés Castaño, de Librería Grant, también destacaron las firmas de los autores, que «ayudan mucho a interesar a las futuras audiencias».

La organización contó en más de 4000 el número de firmas durante esta edición. Entre los autores citados este año, destacan Almudena Grandes, Rosa Montero, Fernando Aramburu, Javier Sierra, Julia Navarro, Irene Vallejo, Ana Iris Simón, Elvira Sastre, Eduardo Mendoza, Lorenzo Silva y Luis Alberto de Cuenca. Además de las firmas, también puede haber selfies, aunque «a distancia», dijo el director Manuel Gil en la presentación del programa, quien envió un mensaje tranquilizador sobre las colas de firmas: «Esta es una cola con, digamos, 300 personas esperando. no predecible, porque hay una relación casi directa entre capacidad y cola. Si tienes 35.000 personas se puede formar, pero si tienes 3.900, el 1% son 39 personas ”.