La Inspección de Trabajo lanza una campaña para prevenir el golpe de calor en la agricultura y la construcción | Economía

La Inspección de Trabajo lanza una campaña para prevenir el golpe de calor en la agricultura y la construcción |  Economía
Un grupo de mujeres regresó de una jornada de trabajo en los invernaderos de Almonte (Huelva), el pasado mes de mayo.
Un grupo de mujeres regresó de una jornada de trabajo en los invernaderos de Almonte (Huelva), el pasado mes de mayo.PACO PUENTES

España abrió sus puertas en agosto de 2020 cuando el temporero nicaragüense Eleazar Benjamín Blandón Herrera murió de un golpe de calor en medio de una agotadora jornada, durante la cual se alcanzaron los 44 grados en la plantación de sandías donde trabajaba en Lorca (Murcia). Casi un año después de estos hechos, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, recordó este lunes presentar una campaña de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que tiene como objetivo prevenir los accidentes laborales vinculados a las altas temperaturas. Se basa en una serie de acciones ya aprobadas por el Consejo de Ministros a finales de junio y en curso, a las que ahora se sumará el envío de 137.503 «newsletters» a las empresas para recordarles la importancia de adoptar medidas para mitigar los riesgos asociados con las altas temperaturas.

Más información

Los destinatarios de las cartas emplean a más de 973.000 personas. Entre ellos habrá empresas públicas y trabajo temporal, pero el principal destino son las empresas de dos sectores, agricultura y construcción. «Ambos trabajan al aire libre», explicó Díaz, quien enumeró algunas circunstancias que en esta época del año pueden desencadenar un riesgo de insolación, como problemas con los suministros de agua cercanos, para mantener hidratados a los empleados.

Junto al envío de las cartas, también habrá reuniones de la Inspección de Trabajo con los agentes sociales. Y a todo ello se suma un fortalecimiento, ya vigente, de la actividad fiscalizadora ordinaria así como acciones extraordinarias de vigilancia enfocadas a la normativa en esta materia. A las denuncias recibidas por este tipo de situaciones también se les asigna un carácter urgente, y por tanto una prioridad, que en 2019, según detalló el director de la Inspección Estatal de Trabajo, Héctor Illueca, estuvieron en el origen de más de un centenar de golpes de calor. o accidentes laborales por calor.

Sanciones superiores a 800.000 euros

Díaz también aprovechó la presentación de la campaña, en la sede de su ministerio en Madrid, para recordar que el incumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales puede derivar en sanciones graves o muy graves. Los primeros llevan sanciones de 2.046 euros a 40.985 euros. Y con el segundo la multa se puede incrementar hasta casi los 820.000 euros. «Si lo hacemos bien, colectivamente podemos evitarlo», dijo la ministra, quien destacó que el objetivo para su departamento, sindicatos y organizaciones empresariales es común. «Si se respetan las medidas preventivas, no veríamos lo que lamentablemente a veces vemos», agregó.

“El objetivo fundamental es proteger a los trabajadores del riesgo de exposición a determinadas temperaturas, que aumenta en verano”, ha señalado Illueca, que ha destacado la colaboración de las comunidades autónomas. «La adopción de medidas preventivas por parte de las empresas es fundamental», insistió el titular de la inspección del trabajo, quien recordó la importancia de contar con ropa de trabajo que proteja del sol, cremas que protejan las lesiones cutáneas y pausas de descanso e hidratación durante el día, como así como una adecuada organización de los turnos de trabajo.