La instalación de seis magistrados por el voto particular de Conde-Pumpido obliga a suspender el pleno del Tribunal Constitucional | España

La instalación de seis magistrados por el voto particular de Conde-Pumpido obliga a suspender el pleno del Tribunal Constitucional |  España

El Pleno del Tribunal Constitucional convocado esta mañana tuvo que ser suspendido por ausencia de los seis magistrados que aprobaron la sentencia sobre el estado de alerta. En una carta encabezada por la vicepresidenta del tribunal, Encarnación Roca, y dirigida al presidente, Juan José González Rivas, los magistrados solicitaron una rectificación a un miembro del Tribunal Constitucional, Cándido Conde-Pumpido, por diversas declaraciones contenidas en el primer borrador de su voto privado en contra de la decisión, hecho público el pasado sábado.

En este voto disidente, este magistrado afirmó que la tesis según la cual el estado de alerta implicaba una suspensión de los derechos fundamentales es «más propia de un laico o abogado de sala que del máximo intérprete de la Constitución», los magistrados que Apoyó la sentencia que envió este lunes su gran malestar sobre el voto privado de Conde-Pumpido. Esta denuncia precipitó que el lunes por la noche -en un horario muy insólito- el tribunal decidió hacer pública la sentencia sobre el estado de alerta y se anunciaron cuatro de los cinco votos en contra.

Faltaba la del magistrado Juan Antonio Xiol, quien le explicó al presidente que aún no había terminado de escribirlo. La decisión y los votos disidentes se hicieron públicos de manera tan inusual por la urgencia de difundir que ya se había rectificado el texto de Conde-Pumpido y se habían eliminado las expresiones que los seis magistrados antes mencionados consideraban inaceptables y ofensivas. En otra opinión privada, la del magistrado Andrés Ollero, se dice que escuchó «tonterías» sobre el debate en torno al estado de alerta, pero no las atribuye a sus compañeros de la corte ni a ninguna otra persona en particular.

Más información

Condé-Pumpido entregó esta tarde una nota en la que expresa su pedido de disculpa y especifica que las manifestaciones de su voto privado pertenecían a un proyecto que posteriormente corrigió. Este segundo texto, en el que ya no aparecen las referidas alusiones a los magistrados de la mayoría, será el que aparezca en el Boletín oficial del estado (BOE) así como el texto de la sentencia y el de los otros cuatro votos individuales en contra de la decisión.

El Pleno del Tribunal Constitucional se levantó a las once de la mañana, una hora después de la fijada para la citación, teniendo en cuenta el hecho de que los magistrados que firmaron dicha carta permanecieron en sus despachos. La presencia física de cuatro magistrados en la sala de reuniones -así como la de María Luisa Balaguer, vinculada por vía telemática- no suponía quórum suficiente para tomar decisiones.

En principio, el Tribunal Constitucional no volverá a reunirse hasta antes del receso de agosto para resolver las cuestiones de trámite por vía electrónica. La sesión plenaria convocada el martes debía continuar el miércoles, pero esta segunda sesión fue cancelada. Entre los puntos del orden del día se encontraba la sentencia de amparo interpuesta por la exconsejera de la Generalitat Dolors Bassa, condenada a 12 años de prisión por sedición y malversación por los hechos de la usted paga, y que está prófugo tras el indulto otorgado por el gobierno a los líderes independentistas.

La nota rectificativa completa de Conde-Pumpido es la siguiente: «Lamento que algunas de las expresiones contenidas lamentablemente en el borrador, y que son el resultado del desplazamiento del arduo debate jurisdiccional sobre temas particularmente complejos y relevantes», señala la nota, Molesto a mis compañeros mayoritarios, a los que les pido disculpas. Entre ellos, solo puedo destacar su integridad, su solvencia y su compromiso intelectual, así como mi admiración por su profunda formación jurídica y su noble dedicación a la protección de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos. Independientemente de la pluralidad de opiniones, que sólo puede enriquecer las decisiones de esta Corte, debo decir que es un orgullo y una satisfacción para mí deliberar con ellas ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *