La justicia de la Comunidad Valenciana aprueba el toque de queda en 32 municipios y la limitación de reuniones en todo el territorio | Comunidad valenciana

La justicia de la Comunidad Valenciana aprueba el toque de queda en 32 municipios y la limitación de reuniones en todo el territorio |  Comunidad valenciana

La sala contencioso administrativa del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha decidido aprobar las medidas impulsadas por la Generalitat para dictar el toque de queda en los municipios con mayor incidencia de contagios y limitar las tertulias a diez personas., Tanto en el público. y esfera privada. El tribunal emitió su fallo después de que la fiscalía no se opusiera a las restricciones. Así, una vez más, el Consell obtuvo la aprobación de sus medidas incluso sin el paraguas del estado de alerta porque, como subrayan, están «equilibradas» y de acuerdo con el juicio de «proporcionalidad». En total, serán 32 municipios con más de 5.000 habitantes en los que se aplicará el toque de queda entre 1 y 6 horas. La orden, que se beneficia de un voto disidente y está sujeta a apelación, se refiere a la expansión de la variante Delta del coronavirus, el crecimiento exponencial de las infecciones, el aumento de las hospitalizaciones y a la «situación cercana al colapso que ya está tomando». lugar en centros de atención primaria «. La Sala considera que las medidas derivan «más beneficios para el interés general -la contención de la pandemia- que el daño a otros bienes o valores en conflicto», respetando el «juicio constitucional de proporcionalidad». Esta es la segunda vez que la justicia ratifica la aplicación de un toque de queda luego de finalizado el estado de alerta, el pasado 9 de mayo. La controversia sobre la posible limitación de derechos con el marco normativo de la Ley de Salud Pública fue resuelta por la Corte Suprema, que dictaminó que esta norma permite la limitación de derechos fundamentales sin estado de alerta, pero solo en los casos en que fuera «imprescindible y temporal».

Los municipios en los que habrá toque de queda, a petición de la Generalitat, son, en la provincia de Alicante: Sant Vicent del Raspeig; en la provincia de Castellón: Benicàssim; y en la provincia de Valencia: Alaquàs, Alboraia, Aldaia, Almàssera, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, Bunyol, Burjassot, Catarroja, El Puig, Gandía, L’Eliana, Meliana, Mislata, Moncada, Paterna, Picanya, Picassent, Puçol, Quart de Poblet, Requena, Riba-roja de Túria, Sedaví, Silla, Tavernes Blanques, Utiel, Valencia, Vilamarxant y Xirivella.

“La experiencia práctica que tenemos ahora y se evidencia en las justificaciones de referencia es que medidas más laxas que las aquí discutidas no han funcionado bien para el obvio objetivo que se persigue”, comprende la resolución, que considera que la ley de salud pública contiene cobertura regulatoria suficiente para aprobar las medidas. «Son medidas necesarias y oportunas», especifica el TSJCV para frenar la propagación del virus porque «atañen al marco de las relaciones sociales y la vida nocturna no regulada», que son las principales causas de contagio.

El Gobierno valenciano decidió el pasado jueves dar un paso atrás en la desescalada y endurecer las medidas de protección frente al virus ante el aumento del número de contagios, que ha alcanzado máximos no registrados desde el pasado mes de febrero. La incidencia acumulada en la comunidad es de 262,98 casos por 100.000 habitantes, mientras que durante semanas no ha superado las tasas de unas 50 infecciones.

Más información

Además de estas dos medidas, que limitan la movilidad y el derecho de reunión y por tanto deben ser autorizadas por los juzgados, el Consell ha decidido volver a cerrar la vida nocturna, cuando apenas llevaba una semana abierta, y adelantar media jornada. hora en que el hotel está cerrado.

Uno de los puntos contra los que pretende luchar el ejecutivo valenciano es la botella. Por ello, el Consell pidió a la Policía «máxima vigilancia» y control en los espacios donde los jóvenes suelen reunirse para beber. Además, se ha modificado la normativa sobre sanciones y la práctica de beber de botella se ha convertido en una infracción grave, mientras que el plazo para la venta de alcohol se ha ampliado de las 22.00 a las 20.00 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *