La “neutralidad” del gobierno colombiano genera polémica en la Feria del Libro de Madrid | Cultura

La “neutralidad” del gobierno colombiano genera polémica en la Feria del Libro de Madrid |  Cultura

La participación de Colombia en la Feria del Libro de Madrid comienza con una polémica. La lista de escritores invitados había generado algunas críticas, nada inusual en la selección de nombres. Sin embargo, fueron las palabras del embajador de Colombia en España las que hicieron de la reunión un tema político importante. Luis Guillermo Plata aseguró que se buscaron perpetradores «neutrales», lo que implicaba que no se había tenido en cuenta a los detractores del presidente Iván Duque, con la popularidad en el terreno tras las manifestaciones que se extendieron por todo el país y fueron reprimidas por la policía. Cuenta. El embajador logró enfadar en una frase a los que no habían sido elegidos, pero más aún a los que ya tenían entrada y hotel en la capital española.

Las primeras en reaccionar a las declaraciones del Embajador fueron dos de las seleccionadas, las escritoras Melba Escobar y Margarita García Robayo. Escobar presentó este lunes su renuncia irrevocable a participar en el evento a través de una carta enviada al Ministerio de Relaciones Exteriores y escribió una plataforma a EL PAÍS donde explica sus motivos. “Las declaraciones del embajador apuntan a que la selección de los escritores que asistirán a la feria se hizo en base a afinidades políticas con el gobierno, o al menos que aquellos que eran explícitamente sus detractores fueron rechazados. Es muy difícil no leerlo como una forma de censura ”, escribe Escobar.

Más información

García Robayo, autora colombiana afincada en Argentina, presentó su participación a una mesa de discusión sobre la neutralidad de la literatura en la feria. En este documento, desea que participen algunos de estos escritores, que no fueron invitados al principio. “Me uno a mis compañeros que ven en este gesto un signo de exclusión y falta de respeto hacia los escritores a los que nos han convocado para dar a entender que no tenemos pensamiento político, y que nuestras obras son neutrales, es decir inofensivas. Es el signo de un profundo desconocimiento de nuestro trabajo ”, explica telefónicamente el escritor.

La polémica se fue gestando, hasta que la participación colombiana estalló y se desdibujó. Uno de los primeros en cuestionar el método de selección del gobierno fue Daniel Samper Pizano, periodista y escritor, en losdanieles.com. “Curiosamente, todos los notorios ausentes escribieron contra el gobierno o lo criticaron en la prensa o en declaraciones”, explica Samper Pizano en WhatsApp. “Y en cuanto a lo que se elaboró ​​la lista teniendo en cuenta su calidad, no le corresponde a un gobierno autoproclamarse juez literario. No tengo dudas sobre la calidad de los escritores que vendrán, pero las cifras de ventas y la crítica nacional de los rechazados destruyen el argumento literario y el argumento político se mantiene en pie: sancionar a los «no neutrales», que ofende ante todo. . todo, a los invitados ”. Echa de menos nombres como Piedad Bonnet, Laura Restrepo, Fernando Vallejo, Héctor Abad o Santiago Gamboa.

La revista cultural digital WMagazin, por su parte, aseguró en un artículo que el gobierno ha premiado el “sectarismo político”. Entre los autores que voluntariamente se negaron a asistir se encuentran Evelio Rosero, Tomás González o Juan Gabriel Vázquez, tres autores de gran prestigio. Pilar Quintana, cuyo trabajo La perra Ha sido traducida a 14 idiomas y este año ganó el Premio Alfaguara de Novela, ni siquiera fue seleccionada. “Si me hubieran invitado les hubiera dicho que no, como hice hace unos meses cuando me invitaron a otros eventos. No soy parte de la delegación oficial ”, escribió Quintana en Twitter.

La popularidad de Duque se ha desplomado este año debido a su insistencia en aprobar un aumento de impuestos durante la pandemia poco después de que terminara el cierre. Las protestas en su contra se han extendido por todo el país. La respuesta policial fue brutal para apaciguarlos en pueblos que las autoridades habían descontrolado.

La lista para la feria podía generar malestar entre los que no habían sido elegidos y, por supuesto, algunas críticas de determinados sectores, pero su propia composición se podía defender de un lado o del otro, utilizando incluso los nombres de los que habían rechazado. ir. Más aún, teniendo en cuenta que los autores más relevantes no siempre asisten a ferias. En la lista final se encuentran nombres consagrados de letras colombianas como el poeta Darío Jaramillo Agudelo, Jorge Franco o la propia Escobar, uno de los autores más traducidos en el exterior. La chispa que encendió la pradera fue el concepto de neutralidad, que implicaba que los funcionarios electos no habían criticado al gobierno durante la crisis.

Era una forma de apuntar a estos perpetradores. El caso preocupa a Juan Esteban Constaín, periodista y escritor quien es uno de los funcionarios electos. Constaín duda a estas horas de irse al Madrid. “Creo que hay ausencias chillonas e inaceptables en la lista y si son por razones políticas e ideológicas, me parece una vergüenza y una tristeza porque la feria fue una magnífica ocasión para ensalzar la variedad, la riqueza y vitalidad de la colombiana. literatura y cultura. «. El autor de Allvaro, Interesante biografía de un político conservador, está convencido de que las declaraciones de Plata fueron irrespetuosas y lamentables, sobre todo con quienes aceptaron la invitación «de buena fe». “Se da a entender que esto tiene que ver con nuestra supuesta neutralidad, que también es un valor que no existe en la literatura, toda literatura es la negación misma de la neutralidad”.

El embajador pidió perdón a través de un comunicado. «Me equivoqué. Desafortunadamente, la forma en que usé mis palabras distorsionó el significado de lo que quería expresar. Ustedes, como profesionales del discurso, saben muy bien que a veces se eligen con prisa y eso puede llevar a malentendidos». escribe. La polémica ya ha comenzado a rodar. Las puertas de la Feria del Libro se abrirán en tres días a la atmósfera enrarecida.

Suscríbete aquí ala boletín de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *