Las enfermedades neurológicas aumentan las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico en 1,75

Las enfermedades neurológicas aumentan las probabilidades de sufrir un accidente de tráfico en 1,75

El factor humano representa es la principal causa del 70 al 90% de los accidentes de tráfico. Las múltiples variables que intervienen en un accidente de tráfico son numerosas y, además, de muy distinta naturaleza, pero las personas que están al volante tienen un papel muy activo en el proceso de sufrir un accidente.

Mala visión al conducir

Las distracciones y el incumplimiento de las leyes de tránsito pueden ser algunas de las razones de los accidentes, pero la condición física y psicológica del conductor también es relevante. Tener una enfermedad neurológica puede multiplique por 1,75, en promedio, las probabilidades de sufrir una colisión de tráfico.

Estos son, entre otros, los principales datos que procesan la Dirección General de Tráfico y la Sociedad Española de Neurología a la hora de elaborar su manual de neurología y conducción. Sin embargo, esto es solo el promedio, porque la variedad de enfermedades neurológicas puede aumentar esta probabilidad dependiendo de la gravedad qué tienen y cómo afectan las habilidades del conductor. Asimismo, interfiere el tratamiento recibido por el paciente y el grado de manifestación de la enfermedad.

Por ejemplo, los pacientes con deterioro cognitivo leve o demencia tienen entre 2,5 y 8 veces más probabilidades de sufrir accidentes de tráfico. Los que sufren la narcolepsia tiene 3,7 veces más riesgo mientras que las personas con epilepsia tienen un riesgo 1,8 veces mayor. Pero además de estas dolencias, existen determinadas sustancias que agravan el peligro para la seguridad vial: El uso de drogas o medicamentos aumenta el riesgo de accidente en un 1,6%..

De los males más peligrosos

La forma en que conduce determina la vida útil del vehículo.

En comparación con otra serie de patologías o enfermedades que pueden afectar las capacidades del conductor, los tipos neurológicos están en la parte superior de la tabla. En comparación con el porcentaje de 1,75 de estas enfermedades, las deficiencias visuales y auditivas aumentan el riesgo en 1,09 y 1,19 veces, así como la artritis en 1,17 y la patología de tipo cardiovascular aumenta en 1,23 veces. La diabetes, por otro lado, puede causar 1,56 accidentes más, trastornos mentales 1,72, alcoholismo 2 veces más y narcolepsia o apnea del sueño, 3,71 veces más.

Sin emabargo, «no todas las enfermedades neurológicas se consideran un factor de riesgo de accidente, no todos están asociados con el mismo nivel de riesgo. Además, en muchos de ellos, cuando la enfermedad está controlada y el tratamiento es muy respetado, el riesgo se reduce considerablemente ”, explica la doctora Cristina Íñiguez, vicepresidenta de la Sociedad Española de Neurología. Cada piloto debe ser analizado individualmente porque muchos factores están involucrados en la gravedad de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *