Los accionistas piden retirar fondos de la firma con la que Barça Media quiere salir a Bolsa | Economía

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, este miércoles durante un acto.ALBERT GEA (REUTERS)

Los accionistas de la sociedad Mountain & Co I Acquisition celebran este jueves una junta decisiva para poder sacar adelante la operación por la que el FC Barcelona quiere sacar a Bolsa su filial de contenidos. La víspera de la junta, la compañía ha comunicado al supervisor que una parte significativa de sus accionistas ha dado ya la espalda a la operación. Titulares de 1,76 millones de acciones ordinarias han pedido el reembolso de su dinero, por el equivalente a unos 19,4 millones de dólares (unos 18 millones de euros).

Mountain es una Spac, una sociedad creada expresamente para acometer una adquisición, un cascarón sin actividad, pero con dinero en caja. En dichas sociedades los inversores tienen varias oportunidades de liquidar sus participaciones si la operación propuesta no les convence o si no les interesa por cualquier razón mantener su posición. Este tipo de retiradas son frecuentes y, de hecho, los acuerdos de fusión para la salida a Bolsa de Barça Media contemplaban diferentes escenarios de reembolsos.

El último dato disponible señalaba que Mountain contaba con 134 millones de dólares, por lo que las órdenes de retirada suponen aproximadamente el 14% del dinero. Previsiblemente, aún saldrán más fondos antes de que se cierre la operación.

La Spac ha animado de nuevo a sus accionistas a aprobar en la junta de este jueves las propuestas de su consejo. El primer punto del orden del día es ampliar hasta el 9 de marzo de 2024 el plazo para cerrar la compleja operación que acabaría con la fijación de la sede de la filial de contenidos del Barça en Países Bajos para cotizar desde allí en el Nasdaq estadounidense. Los promotores de Mountain & Co señalan que, de no aprobarse sus propuestas, la firma se liquidará.

Mountain tiene de plazo hasta el 9 de noviembre para cerrar una operación, pero considera que no le daría tiempo. Lo que se vota de momento no es la operación en sí, sino ganar tiempo hasta el 9 de marzo. Si se aprueba, luego vendría otra junta para aprobar la fusión.

Renegociación

Antes de la junta ya surgió el primer obstáculo que estuvo a punto de dar al traste con la operación, como adelantó EL PAÍS la semana pasada. El Barça no recibió 40 millones que debía haber ingresado antes del 29 de agosto, así que el club que preside Joan Laporta envió una carta advirtiendo de que no se sentía obligado a seguir adelante con lo pactado, según comunicó la Spac a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos, (la SEC).

En la carta advertía de que “no se habían cumplido ni la condición de los ingresos ni la fecha límite” y que el Barça y sus filiales “no estaban obligadas en virtud del acuerdo de combinación de negocios a consumar las operaciones contempladas en el mismo”. La salida a Bolsa estaba en el alero.

El Barça y Mountain renegociaron el acuerdo, según indicó la firma que cotiza en el Nasdaq y que servirá para acoger el negocio de contenidos del club azulgrana. El plazo para recibir los 40 millones pendientes se amplió hasta el 10 de octubre, pero la incertidumbre sigue ahí: “No se puede garantizar que se obtenga la financiación adicional de terceros necesaria para cumplir la condición de los ingresos antes de la fecha límite”, advertía Mountain. “Además, hasta que se cumpla la condición de los ingresos, el FC Barcelona podrá, a su entera y absoluta discreción, rescindir el acuerdo de combinación de negocios en cualquier momento”, añadía, como adelantó también EL PAÍS. Aparte de esa condición, quedan otros obstáculos para completar la operación. El más inminente, la junta de este jueves.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites