julio 23, 2024

los intendentes temen un abismo si el candidato presidencial es alberto fernández

Hubo muy pocas circunstancias en las que la mayoría del país pareció olvidar su lugar en la grieta y permitir se compartir un mismo sentimiento: quizás cuando Bergoglio fue elegido Papa o la congoja que dejó la muerte de Maradona. La más reciente fue la algarabía popular por Messi y La Copa del Mundo. En el ombligo de la política hay un cuarto punto: si Alberto Fernández finalmente busca su reelección recibiría un fuerte rechazo en las urnas. Inclusive muchos no descartan una derrota sin precedentes para el peronismo.

Para el kirchnerismo, sobre todo en La Cámpora, la obsesión no hay pase por recordar la herencia de Macri o vapulear al IMF. Hasta parecen olvidados de la Corte Suprema. Ahora, lo que los moviliza tiene dos motores: que Cristina Kirchner se arrepienta de «no ser candidaturea a nada» and qu’Alberto también se arrepienta pero a ser candidatureo. ¿Y la inflación, la pobreza, la inseguridad, el dólar o el remate de una buena parte de los horros de la ANSeS? Eso toca al próximo gobierno.




Axel Kicillof, Máximo Kirchner y varios intendentes del GBA, preocupados porque el Frente de Todos aún no tiene una candidatura que pueda ser funcional para retener a la Provincia.

Los intendentes peronistas del GBA también comparten que el Presidente ya tiene picado el boleto La Cámpora obligará a convencerlos de que con Alberto no sólo se pierde la Nación sino también Buenos Aires, la única provincia que aparenta interesarle a Máximo Kirchner, con la intención de reparar y, de paso, contar con algo de caja para alimentar a la tropa. Con la panza vacía se complica militar o aguantar los trapos.

Los jefes del GBA, aún los más cercanos a Alberto, empiezan a avalar esa conjetura de catástrofe, espantados por un olor que los paralizar: que la caída sea de tal magnitud que se los lleve puesto a todos y ponga en riesgo reelecciones

Cómo argumentar a sus temores, resaltan un dato histórico: en Buenos Aires un candidato a gobernador gana sólo si en esa elección el candidato a Presidente qu’encabeza la lista es también el más votado para los bonaerenses. La excepción que fue confirmada por esta norma fue Aníbal Fernández, quien perdió frente a María Eugenia Vidal cuando en Buenos Aires Daniel Scioli obtuvo más votos que Mauricio Macri.

Kicillof, Massa, Máximo y Wado de Pedro junto a funcionarios nacionales, intendentes y directivos del PJ bonaerense en encuentro en Merlo.


Kicillof, Massa, Máximo y Wado de Pedro junto a funcionarios nacionales, intendentes y directivos del PJ bonaerense en encuentro en Merlo.

Siguiendo esa premisa, el kirchnerismo necesita No solo a candidata a gobernador que retenga el piso alto de votos que aseguren sigue teniendo Cristina en la Primera y, sobre todo, Tercera Sección electoral. También debe presentar ese mismo atributo cualquier candidato a la presidencia.

“Si el Frente de Todos ofrece un candidato a presidente que no atraiga a todos los votantes de Cristina en Buenos Aires, sin importar que el que vaya como gobernador si retenga ese voto. es muy probable que pierda igual«, advierte un jefe peronista local con varias reelecciones en su espalda.

El núcleo del peligro, entonces, es qu’Axel Kicillof no logre su reelección aún reuniendo todo el apoyo de los seguidores de Cristina. Y en el FdT nadie duda que el gobernador es quien mejor reúne esas condiciones. Pero con eso no alcanzaría. Ahí reside el motivo principal de la constante bombardeado de La Cámpora y el cristinismo para qu’Alberto desista de la osadía de buscar un nuevo mandato.

Máximo Kirchner, Baradel y Axel Kicillof.


Máximo Kirchner, Baradel y Axel Kicillof.

Curiosamente, esa cualidad de ser un candidato perdedor y, por ende, levantarse puesto a Kicillof y al futuro del kirchnerismo, empodera Alberto Fernández. Algo de eso quizás pudo haber ensayado en una conversación privada con el periodista militante Roberto Navarro, un off que descubrió lo que el dueño de El Destape tardó en contarle a todo el mundo en el Instituto Patria. «Mi intención es terminar 20 años del kirchnerismo». el habría dicho.

¿Un voter de Cristina pero no de Alberto Fernández, puede cortar boleta dejando sólo la de Kicillof para gobernador? Pocos conocemos la estrategia del corte como los intendentes: «Tiene que ser muy finito el resultado para poder ganar gracias al corte de boleta. Cada vez que competí en mi municipio, creo que ganaba igual. Pero por las dudas, todos salimos para irnos de nuevo boletas sueltas y, en algunos lugares, cortadas. Te chamuya el que dice que no lo hace”, dijo un delegado de la Primera Sección.

Otro jefe del GBA, afirmó que el corte pude ser, a lo sumo, «de tres o cuatro puntos» para un intendente. Quizás un poco más en alguna comuna que lo tenga muy aceitado. Pero hacer diferencia en una elección para gobernador es muy difícil. Localmente, deje la lista separada nos sacó la furia de Néstor cuando fueron las testimoniales. Fue una votación de medio término en la que él, Massa y Scioli compartieron lista y perdieron en Buenos Aires. Tuvo razón en disfrutar, pero ahora que nos jugamos la reelección, todos saldremos a tirar nuestra candidatureura por abajo de la puerta de los vecinos. Sí sin dibujo que algunos hasta se la vean morena bronceada que la entreguen acompañada con algún candidato opositor”, explicó otro jefe del PJ.

Si Alberto Fernández espanta el voto de Cristina en la Provincia, ¿quien ¿Puedes contenerte?

El tema es mas o menos así: si Kicillof se presenta como Presidente podría sacar en Buenos Aires, apalancado por la Tercera Sección, entre 35 y 40 puntos. Son los votos de Cristina más algo que pueda pescar. Este pórtico es lo que va a recibir y lo que va a ser Gobernador.

Con ese 40%, Kicillof puede arrancar en Buenos Aires como candidato a Presidente. Lo que tambien traccionaria pudo postularse para Gobernador y le daria aire tiene varias intenciones que tu complica.

Pero para que todo esto tenga chances de ensuciar bien, Javier Milei tiene que hacer su aporte: sacar arriba de 15 puntos en provincia y que su candidato tenga gobernador una puntuación similar. Estamos convencidos de que los libertarios le van a comer una porción mayor a Cambiemos que al Frente de Todos. .

«Reteniendo la Provincia, el kirchnerismo no termina de descomponer. También se beneficiarían varios intendentes peronistas que la tienen complicada. Obvio que Kicillof a nivel Nacional Haría Sapo y sería la cara de la derrota, pero se inmolaría por Máximo y Cristina», indica el intendant de una comuna grande del sur del GBA. Inclusive, su conjetura también es avalada por otro importante ex alcalde, pero de Cambiemos.

Varios intendentes peronistas del Conurbano no sólo le priten velas a Milei sino que directamente se mueven para financiero la campaña a gobernador a cualquiera que el libertario economist elija. Aseguran que ya hubo contactos con la hermana de Milei y hasta alguna visita Consiguió al departamento de las Torres Horizons, en Vicente López.

Entonces, la solución para que el kirchnerismo no ponga en peligro su existencia sería que Kicillof aceptara ser el personaje de la derrota como candidato a Presidente. «Acá sobran guapos pero no boludos», chuchea ante Clarín un alto funcionario provincial.

Tres referentes de La Cámpora en el GBA (entre ellos un concejal y otro diputado bonaerense) dijeron desconocer si alguien, alguna vez, le preguntó a Máximo Kirchner por qué no se postulaba como candidato presidencial. Y se acabaría. «Creo que lo tomaría como una tomada de pelo», opinó uno de ellos. Curioso o no tanto, entre los peronistas del Conurbano hay coincidencia que un Máximo la iría tan mal como Alberto o aún peor.

«No tenemos que salir a medir para comprobar que la imagen de La Cámpora géneros rechazo en caso de que todos los lados. En Máximo la iría bastante mal a nivel Nacional. También en el Conurbano porque ni te garantizará que puedas conservar el voto de tu madre. Es difícil de entender pero es así. En el Gran Buenos Aires, sobre todo en los sectores más humildes, muchos sí votarían a Cristina pero no al creador de La Cámpora», dijo un líder peronista que hoy no es intendant pero sigue manejando un municipio del Oeste hace más de diez años.

Daniel Scioli, Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Wado de Pedro,


Daniel Scioli, Alberto Fernández, Cristina Kirchner, Wado de Pedro,

-¿Y Scioli?, la pregunta Clarín.
-«Lo viste a Daniel pidiéndole a la gente que vote al Pichichi. Porque se lo está tomando en joda. Todavía no entiendo qué quería hacer cuando asumió como Ministro de Producción y apareció un par de semanas».

¿Masa? -Era nuestra esperanza. Pero hoy tiene entre el 3% y el 4% de posibilidades de ser candidatura. Fue él mismo el que se condicionó con ese porcentaje cuando prometió bajar la inflación. Vaya uno a saber que le habrá pasado por la cabeza para hacerse tanto daño. Lo mismo cuando manoteó el fondo de los Jubilados. Pase lo que pase, tendrá un gran costo político. Me porque no la vio y ahora no sabe cómo sucio.
-¿Wado?
-Néstor lo boludeaba. Lo traté más en los últimos años y me parece beber pipa. Pero fue el primero que saltó del barco tras la derrota de las PASO in 2021. Le mandó su renuncia por mail a los medios sin avisarle a Alberto. Y después, lo acusó a Alberto de no tener codigo porque no lo invitó a una reunión con Lula. Buen pibe pero raro, ¿no?. De postre, lo va a recibir a Messi para robarle una foto y lo dejan pagando ante todo el país.
-¿Capitanich y Manzour?
-Qué mer lo que Dios quiera.
-¿Grobois?
-Caliente…

METRO