Los investigadores sospechan que Gimeno usó piedras para pesar los cuerpos de Anna y Olivia en el mar

Los investigadores sospechan que Gimeno usó piedras para pesar los cuerpos de Anna y Olivia en el mar

La Guardia Civil se traslada a Tenerife un escáner láser Ser utilizado en la zona donde fue visto por última vez Tomás Gimeno, quien es buscado por la desaparición de sus hijas. Anna y Olivia, donde estacionó su automóvil antes de abordar una lancha desde su propiedad.


El escáner es una cámara que gira 360 grados para capturar escenas tridimensionales, informa Telecinco. El objetivo sería registrar la escena crucial de la investigación, para ver si llevaba a los mineros dentro de los seis grandes bultos que metió en su bote. Y realizar una medición concluyente de las maletas útiles para la operación que las busca en el mar.

Los investigadores, nuevamente según Telecinco, están considerando la posibilidad de que Gimeno utilizara piedras para pesar los cuerpos de los mineros y hacerlos desaparecer hasta el fondo del mar.

La búsqueda de las hijas Anna y Olivia, que desaparecieron como su padre hace más de un mes, continúa en alta mar con sonar y robot submarino incorporado al buque oceanográfico Ángeles Alvariño y durará hasta la semana que viene.

En total, serán entre ocho y nueve días de investigación. 24 horas al día, 7 días a la semana en un área de diez millas cuadradas, frente a Santa Cruz de Tenerife, que el barco del Instituto Español de Oceanografía lleva escudriñando desde el pasado domingo.

Los Ángeles Alvariño, el barco que busca a las pequeñas Anna y Olivia

La zona, acordada por la Guardia Civil y el personal del buque, es la delimitada por la geoposicionamiento del móvil del padre de la hija, Tomás Antonio GC, que navegó dos veces la noche del 27 de abril.

A su regreso de su primera incursión en el mar, fue interceptado por la Guardia Civil y ofrecido como castigo por no respetar el toque de queda. Los agentes no encontraron nada sospechoso en el barco de Tomás, ya que en ese momento la madre aún no había denunciado la desaparición de sus hijas.

Entonces, Pasada la medianoche, se fue y pocas horas después se encontró el bote vacío, a la deriva y sin ancla. frente al Puertito de Güímar.

A bordo de Ángeles Alvariño Siempre hay dos agentes de la policía judicial de la guardia civil, que dirigen la investigación, que se turnan cada pocas horas, ya que el registro bajo el mar se realiza día y noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *