Los nominados y los salvados durante la despedida del Madrid de la final de la Champions

Los nominados y los salvados durante la despedida del Madrid de la final de la Champions

la El Real Madrid cayó ante el Chelsea a las puertas de la final de la Champions League el 29 de mayo en Estambul. Los de Tuchel fueron superiores en unos 120 minutos en los que los de Zidane resistieron casi hasta el final, nadando hasta morir en la orilla.

Zidane salió con un once que sorprendió tanto a locales como a extranjeros, volviendo al 3-5-2 con Vinícius en el carril derecho, una fórmula que en última instancia no fue mágica para el conjunto blanco. Así es como jugaron los madridistas contra el « blues »:

Cortés. Imperial. Si el Madrid no salió de Stamford Bridge con chaqueta, fue una hazaña a partes iguales por los fallos en la definición de los blues y el portero belga, en proceso de canonización.

Ramos. El capitán regresó tras la operación -no jugaba desde el 16 de marzo- y aclaró que no estuvo 90 minutos. Le ha dado callos en algunos centros que han impedido la llegada del Chelsea, pero no está en la forma que se esperaba de él y ha acumulado más errores que aciertos.

Militao. Pocas desventajas se le pueden poner al joven brasileño que, en ausencia de Ramos y Varane, supo echar al equipo por la espalda a pesar de su falta de experiencia. Contra el Chelsea volvió a hacer un partido más que decente, aunque no destacó como las noches anteriores.

Nacho. Casi suena a burla que «siempre cumple», frase que debería cambiarse porque «nunca protesta» y hace más que encubrir el caso.

Vinicius. El brasileño fue banda derecha en una apuesta un tanto arriesgada de Zidane. Angustiado sin encontrar su lugar en el nuevo puesto, tuvo buenas intenciones en ataque pero no fue más lejos.

Mendy. Volvía de una lesión y mostraba signos de no estar en la forma ideal. Tímido.

Casemiro. Está fusionado como la mayoría de la plantilla, sobre todo los que acumulan más minutos a sus espaldas. Es una de las almas del centrocampista, pero en la recta final de la temporada no llega al 100%. Fue sustituido por Rodrygo en una sorprendente jugada del técnico madridista.

Kroos. Es increíble cuando el alemán no es preciso en todos los pases y este miércoles volvió a pasar. Él y Modric son los cerebros del equipo y funcionan como un reloj, pero los juegos pesan.

Modric. Es encomiable lo que hace el “10” blanco a sus 35 años. Aunque no fue su mejor noche, tuvo la iniciativa de probar suerte desde fuera de la zona y el suyo fue el pase más claro de Benzema para el Madrid.

Riesgo. El belga no acaba de encontrar su sitio en el Real Madrid y las expectativas puestas en él no se han cumplido ni el 50%. Sus risas al final no eran graciosos.

Benzema. El francés tuvo algunos que no logró materializar, pero fue el clímax del ataque blanco.

Entre los suplentes que jugaron un minuto, solo una acción defensiva de Valverde, que regresó tras superar el covid, y poco se puede repasar del tiempo disputado por Asensio, Rodrygo y Mariano.

Zidane. El técnico madrileño, que sin duda está protegido por su carrera al frente del Madrid, está desesperado por sus extrañas decisiones y su retraso en hacer cambios, sobre todo una tarde en la que volvieron a once jugadores que claramente no estaban a la altura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.