Los partidos políticos andaluces muestran su división en homenaje a Blas Infante | España

Los partidos políticos andaluces muestran su división en homenaje a Blas Infante |  España

Una mañana bajo los primeros estragos de la inminente ola de calor, representantes de los partidos políticos andaluces con representación parlamentaria -a excepción de Vox- asistieron al homenaje a Blas Infante, el impulsor de la Patria andaluza, en el 85 aniversario de su ejecución. Si bien todos han apelado a la armonía, la igualdad, la libertad, el consenso o la armonía para oscurecer su herencia, la proyección política que cada uno de ellos hizo de estos epítetos muestra la división entre ellos, media y deja entrever las estrategias que persiguen. se desarrollan en torno a las vacaciones de verano, en un período teñido de campaña preelectoral.

PP y Ciudadanos, los socios del gobierno, utilizaron el acto para acusar al ejecutivo de Pedro Sánchez, aunque el secretario de Organización Popular en Andalucía, Loles López, también incluyó en las críticas al nuevo secretario general del PSOE – Juan Espadas, principal candidato para desafiarlo a la presidencia del Consejo, acentuando su identificación con los ejes políticos del Ejecutivo Central. «Juanma Moreno también está luchando por una Andalucía liberada de los agravios que sufre constantemente el gobierno español», dijo López, quien criticó que la «unidad» que predicaba Infante no se vea en otros grupos políticos: «No aquí hay un PSOE que defiende Andalucía, que hay una delegación de Sánchez y lo vemos tanto en sus acciones como en sus silencios porque no alzan la voz cuando nos pilla el dinero, cuando están a favor de las gracias y cuando se dan más privilegios a otras comunidades ”.

Este supuesto trato discriminatorio entre comarcas, aunque apelando solo al sanchismo y dejando de lado al PSOE-A, también mencionó la nueva portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Teresa Pardo. «Seguiremos defendiendo la libertad, la igualdad y la justicia, no como el sanchismo que habla de una España a varios niveles que intenta poner diferentes territorios en distintos niveles a cambio de concesiones a los separatistas y a los nacionalistas», declaró Pardo. terminando proclamando que «los andaluces no quieren ser menos que nadie».

Desde la oposición, Antonio Ramírez de Arellano, portavoz de Hacienda de los Socialistas en el Parlamento de Andalucía, advirtió del peligro que representa la negación defendida por Vox, socio parlamentario del PP y de los Cs. Ramírez de Arellano lamentó que en los últimos años se haya perdido «el consenso político general» que ha suscitado la figura de la Infanta «con voces discordantes que cuestionan no solo a Blas Infante, sino también los hechos probados que conocemos precisamente sobre el franquismo, porque el actual gobierno andaluz del PP y del CS depende de una fuerza política heredada del franquismo para permanecer en el gobierno ”.

Precisamente Vox, que siempre ha estado ausente de los diversos homenajes que las instituciones andaluzas han rendido a Blas Infante por haber entendido que Andalucía fomenta «el enfrentamiento cainita entre españoles», publicó un tuit en el que recupera la patraña que Infante Il convirtió al Islam. que ya había utilizado el pasado mes de julio para culpar al presidente andaluz de su presencia en el Parlamento en homenaje a su figura, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento. “El Partido Popular y Ciudadanos participan con socialistas y comunistas en la fiesta del nacionalismo andaluz para ensalzar la figura del muladi Blas Infante. Solo Vox se enfrenta al nacionalismo regional que busca romper la unidad de España ”.

Por el lado de Unidos Podemos, Toni Valero cuestionó la beligerancia de la Junta Ejecutiva con el gobierno central y exigió «un autogobierno fiel al espíritu de Blas Infante» que desarrolla políticas públicas y derechos sociales.

Si bien el homenaje a la ejecución de Blas Infante es un acto específico, el hecho de que su cuerpo permanezca en una fosa común, aún sin identificar, es un llamado a la atención sobre el grado de desarrollo de las políticas de Memoria Histórica. Rodríguez de Arellano habló del respeto a la ley de memoria histórica andaluza y de la «inacción» del gobierno de la Junta, destacando que la Junta de Andalucía solo ha ejecutado «el 17% del presupuesto de 2020 para este tema». El presupuesto de 2020 fue de 1.597 millones, pero se ha reducido a 1,1 debido a la pandemia. El de este año, de cerca de 1,4 millones, supone un descenso respecto a lo inicialmente presupuestado para el año anterior, siendo la partida más baja de las registradas desde la llegada de los PP y C al Ayuntamiento.

El único presupuesto aprobado por el Ayuntamiento para las exhumaciones relevantes en 2020, y previsto para 2021, son los 265.000 euros comprometidos desde 2017 por convenio para la tumba de Pico Reja en el cementerio de Sevilla. Aquí es donde todos los expertos coinciden en que se pudo encontrar el cuerpo de Blas Infante. Javier Delmás, su nieto y vicepresidente de la Fundación que lleva su nombre y que se encarga de organizar el homenaje el día de su ejecución, también ha recordado su legado -más allá del simbolismo político que se supone que comparten los partidos- en kilómetro 4 de la carretera antigua a Carmona, donde fue ejecutado. “Contra las intenciones de quienes perpetraron esta infamia, hoy es un encuentro anual con la vida y no con la muerte, un grito de esperanza y no de silencio”.