Los peajes de las autopistas pueden llevarnos de regreso a las carreteras secundarias, donde se producen el 75% de las víctimas mortales

Los peajes de las autopistas pueden llevarnos de regreso a las carreteras secundarias, donde se producen el 75% de las víctimas mortales

La intención del Gobierno central de imponer un peaje en las autopistas y carreteras de dos carriles españoles desde el año 2024 esto podría dar lugar a un aumento de los accidentes de tráfico. Esto es lo que creen grupos de automovilistas y víctimas, quienes señalan que cuando el uso de estas vías ya no sea gratuito, habrá un transferencia de conductores hacia carreteras secundarias, donde aumenta el riesgo de accidentes y de muerte. Según el análisis realizado por 20 minutos Según datos oficiales de la DGT, las carreteras secundarias representan el 75% de las muertes en carreteras interurbanas en los últimos años. A pesar del rechazo social generado, el ejecutivo central sigue defendiendo la «la coherencia» de la medida, se abre a indemnizar a los transportistas e insiste en que haya tres años de diálogo con los actores involucrados para su implementación.

Aún según datos oficiales, entre 2013 -el primer año con estadísticas desglosadas por tipo de vía para todo el estado- y 2019 -el último año antes de la parada impuesta por la pandemia. hubo la mitad de los accidentes en carreteras y autopistas que en carreteras secundarias. Específicamente, durante este período hubo 21,907 accidentes en carreteras y 61.277 en carreteras, para un total de 83.184 siniestros. En las carreteras interurbanas, hubo 173.263 accidentes, más del doble. La diferencia entre el número de muertes por estos eventos también es significativa. En este periodo murieron 2155 personas en carreteras (545) y carreteras (1.610). En los demás caminos la suma asciende a 6 735. Es decir que en los caminos secundarios falleció. tres veces más personas que en carreteras y autovías.

“Por supuesto que estamos preocupados”, explica Gema Sánchez, representante de Stop Accidents Madrid. En conversación con este diario, asegura que, en un contexto de «crisis económica», el movimiento del gobierno provocará un traspaso de conductores. hacia carreteras «menos seguras», donde hay más accidentes y donde los accidentes causan más muertes. «Estaremos de acuerdo con el impuesto si este dinero se usa para mejorar las carreteras mismas, incluidas las carreteras secundarias, pero hay gente que no puede afrontar este gastoInsiste Sánchez, para quien «está claro» que «la mayoría de accidentes mortales» se producen en pequeñas carreteras interurbanas.

Coste futuro de los peajes de las autopistas

Desde la Asociación Europea del Automóvil, respaldan estas afirmaciones con datos y miran a Portugal para justificar esta transferencia más que probable. Como recuerdas Mario arnaldo, presidente de la asociación, en 2010 se puso en marcha en el país vecino un sistema de peaje «similar al que quieren imponer aquí». El efecto fue inmediato. Una de las principales carreteras del norte, dice, ha pasado de 30.000 usuarios a 19.000 usuarios. Una pérdida de 11.000 personas que se fueron a otros medios sin costo alguno. “La reducción de pérdidas se ha ralentizado”, dice, “lo que podría suceder aquí”.

En declaraciones a 20 minutos, Arnaldo recuerda que el descenso de accidentes y muertes en España comenzó en 1989. Ese año, catastrófico por 109.000 accidentes y 9.344 muertes, la DGT bajó el nivel de alcoholemia y puso en marcha una línea telefónica de información. No obstante, el presidente de la Asociación Europea de Automovilistas cree que al mejorar la siniestralidad vial, también ha jugado un papel decisivo el crecimiento paulatino de las carreteras principales, «que elimina peligros como los choques frontales o la mala visibilidad». Ese año hubo 1887 kilómetros de carreteras y carreteras. Actualmente son más de 12.600 kilómetros.

«El peaje es negativo desde el punto de vista de la seguridad vial», Arnaldo, quien también detalla otros motivos para estar en contra de la imposición de peajes. «Ellos dijeron eso [actualmente las carreteras] son gratis, pero no lo son: los pagamos con los impuestos de tracción mecánica, los impuestos de matriculación, cuando vamos al taller … ”, resume. Eso pasará si estos caminos solo se mantienen con peajes”. El año pasado, debido al estado de alarma, el tráfico cayó un 40%. ¿Qué esta pasando? ¿Que si no se usan no los guardaremos? «, EL pregunta.

Coste futuro de los peajes de las autopistas
Coste futuro de los peajes de las autopistas
CARLOS KINDELÁN

Un centavo por kilómetro

Por parte de gobierno, el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, insistió este viernes en que la medida será discutido con los sectores interesados antes de 2024, cuando proponen su implementación, para que no se produzca en medio de la crisis económica derivada de la pandemia. Además, también ha aumentado la remuneración de los transportistas profesionales. Y, la medida, incluida en el plan de recuperación presentado por España en Bruselas para recibir fondos europeos, generó mucha controversia.

El peaje de Alella, en Barcelona.

Por ahora, se desconoce el precio. El ejecutivo está considerando la opción que alrededor de cien por kilómetro, lo cual está más en línea con sus planes que los supuestos preliminares de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructura (Seopan) o la Asociación de Empresas de Conservación y Operación de Infraestructura (Acex), que sugerían un costo para el usuario de entre tres y cinco centavos. por kilómetro. Si se confirma el precio de un céntimo, costaría un viaje Madrid-Valencia; un Madrid-Sevilla, alrededor de 5,30 euros; y un Madrid-Barcelona costaría hasta 6,20 euros.

La cantidad se utilizaría para mantener la red de carreteras. En este sentido, el gobierno recuerda que en los últimos meses se han «desbloqueado» carreteras que han dejado de estar cedidas para pasar a depender del Estado, que ahora debe afrontar su conservación en detrimento de los presupuestos. Este es el caso de la AP-7 entre Alicante y Tarragona, la AP-4 entra Sevilla y Cádiz y la AP-1 en Burgos. Este año está previsto eliminar, por ejemplo, el peaje del tramo Zaragoza-Barcelona.

Por ello, Pere Navarro, defendió este miércoles que es justo que «quien lo usa» pague. Durante una comparecencia en el Senado, Navarro preguntó «atar la campana«y argumentó que la preservación de las carreteras no se puede pagar con el presupuesto general del estado.