julio 25, 2024

Los tipos de interés no asustan al crédito al consumo | Negocios

Resulta paradójico, pero es así. Los españoles cada vez tiran más de los créditos al consumo, y eso que los tipos de interés no dejan de subir (este jueves se situaron en el 4,5% tras 10 alzas consecutivas) y que estos préstamos no son precisamente los más baratos. De los datos del Banco de España se desprende que los nuevos créditos concedidos entre enero y julio suman 18.473 millones de euros, lo que supone un 8% más que en igual periodo del año anterior y dos puntos por encima del incremento registrado en el conjunto de 2022.

“Veíamos crecimientos que no se entendían conceptualmente y monitorizamos los pagos con tarjeta y llegamos a la conclusión de que el aumento de los créditos al consumo registrado en 2022 se debía a la recuperación del consumo de las familias tras la pandemia y que el incremento de este año responde al importante alza de la inflación”, explica Carmelo Portero, jefe de Productos y Servicios Financieros de Ibercaja. Con el incremento generalizado de los precios de los vehículos y los productos tecnológicos, dos de los bienes duraderos para los que se pide más financiación, las personas hipotecadas y sin ahorros se ven obligadas a solicitar estos créditos; también muy habituales para cubrir imprevistos, añade Portero.

Este año ha crecido un 15% la solicitud de préstamos para hacer frente a las vacaciones de verano y ahora sube su uso un 7% u 8% para sufragar la vuelta al cole, mantiene Ignacio Pla, secretario general de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito). Con los datos de esta asociación, cuyo crédito medio es de 3.576 euros, los principales bienes sujetos a esta financiación son: electrodomésticos, menaje y mobiliario (36% del total), electrónica (34%), vehículos (14%) y viajes (10%). Claro que las 50 entidades asociadas en ASNEF trabajan en el punto de venta; en el caso de los bancos, cuyo fuerte suelen ser los automóviles y las reformas del hogar, el importe medio sube a entre 5.000 y 10.000 euros por operación.

Estas son transacciones grandes, pero lo que realmente está de moda, según el representante de Ibercaja, es la financiación a tres o cuatro meses vista de operaciones pequeñas, de 400 o 450 euros. Antonio Gallardo, responsable de Estudios de ASUFIN (Asociación de Usuarios Financieros) indica que el crédito al consumo que mejor se está comportando es el de menos de un año de duración, “lo cual es paradójico porque los préstamos a corto plazo son los más caros. Pero de momento, al contrario que en crisis anteriores, vence la necesidad de dinero del particular”, señala.

La situación económica acompaña y, sobre todo, el buen comportamiento del empleo, sostienen las fuentes consultadas, que prevén que la financiación al consumo continúe creciendo a los ritmos actuales, entre otras cosas porque todavía no ha recuperado los niveles de 2018 y 2019 (cuando el crédito nuevo rondaba los 20.000 millones), según Javier Gaztelu, director de Financiación y Medios de Pago de Banco Sabadell. Y también porque la morosidad no está aumentando demasiado. Se sitúa en torno al 4% para unos préstamos que, de media, tenían un tipo de interés del 8,05% el pasado julio, con datos del Banco de España.

Contenido del Artículo

Preconcedidos

Las entidades financieras llevan un par de años promoviendo la financiación al consumo, los préstamos preconcedidos que se dan automáticamente en función del perfil del cliente y que algunas fuentes califican como los mejores productos bancarios que existen. Es la apuesta de este año de Ibercaja, donde estos créditos crecen a doble dígito, según Portero. Y para seguir arañando cuota de mercado, dice, ha mantenido sus precios baratos, con el préstamo digital o preconcedido al 3,95% y los destinados a automóviles en el 5,90%, “así nos desmarcamos del sector, donde los tipos están en el 9% o 10%”, señala.

La subida de los intereses está afectando a la rentabilidad de las entidades, que no siempre trasladan el incremento completo, explica Pla. Por eso Antonio Gallardo recomienda al usuario que antes de endeudarse mire en el mercado y compare. “No contrate rápido y no se fíe de las ofertas”, aconseja. Pla recomienda tener cuidado con los préstamos al consumo de las entidades no reguladas, que pueden llevar al sobreendeudamiento del cliente, con créditos de bajas cantidades, pero que se van acumulando, y a menudo, con unos tipos de interés disparados.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO