Lucía Fernanda: «Siempre me he sentido como una jugadora de baloncesto, llevo el flamenco como forma de vida» | gente

Lucía Fernanda: "Siempre me he sentido como una jugadora de baloncesto, llevo el flamenco como forma de vida" |  gente

Tiene cabello largo, ojos muy maquillados y aretes dorados que se mueven cuando hace gestos. Lucía Fernanda (Madrid, 25) habla como si cantara, con ritmo. Confiesa que está feliz porque finalmente ha lanzado su primer disco, Yelem, que se presentará el 24 de junio en la Sala Clamores de Madrid. Hay aires urbanos y toques de flamenco, de fusión. Quiere mostrar todas las facetas, enfatiza. «Tengo muchas ganas de ir en vivo, sentir a la audiencia, esa calidez es realmente necesaria», dice con una gran sonrisa. Aunque aún no ha debutado, desperdicia seguridad, se notan las tablas, que viene de una familia de artistas. Su abuelo fue el guitarrista flamenco Juan Habichuela; su padre es Antonio Carmona (Ketama); También cantan su madre, Mariola Orellana, representante de Rosario Flores, y su hermana mayor, Marina.

Lucía Fernanda presenta su primer disco, 'Yelem'.
Lucía Fernanda presenta su primer disco, ‘Yelem’.Kike Para / EL PAÍS

¿Cuál es tu primer recuerdo musical?

No tengo un primer recuerdo musical, porque ya nací en la música. Supongo que en un concierto de Ketama sería muy pequeño.

Una de las canciones de su álbum es Cestas, y Ketama se inició en un tablao de Madrid llamado Los Canasteros. ¿Fue una coincidencia o fue intencional?

El tablao Los Canasteros siempre ha sido una gran parte de mi hogar, pero creo que realmente es una coincidencia. Físicamente siempre me sentí como una pelota de baloncesto, me gusta usar mis aretes, mi rabillo larguísimo del ojo … de ahí nació la canción.

¿Qué significa ser cestero?

Es el orgullo de las raíces, es ser auténtico, hacer del flamenco una forma de vida.

Viene de una casa donde los afters duran hasta el amanecer, dicen que hasta pasó Tom Cruise por alli…

Las puertas de mi casa siempre están abiertas a personas de todas las clases, de todos los mundos. No hay estereotipos, hay alegría, siempre se canta. Como dijo Rosario [Flores], en casa siempre bailamos. Es alegría y música.

¿Y por qué decidiste que tu nombre artístico era solo tu primer nombre? ¿Un apellido como el tuyo pesa o ayuda?

Yo tampoco creo. Cuando era pequeña odiaba a Lucía Fernanda, me enojaba mucho si me llamaban así, pero cuando empecé a hacer mi propio proyecto dije que tenía que ser así, es el nombre que tengo de mis ángeles y de los que se preocupan. yo allá arriba, y él es el que me traerá suerte.

En 2019, lanzó su primer sencillo, Manta, un tema de la emancipación de la mujer acompañado de un video con una solicitud de una mano gitana tradicional. ¿Romper clichés es parte fundamental de tu proyecto?

Sí, es parte de mi vida y de mi música. Me parece que es importante tirarse al barro y hacer lo que quiera, no frustrarse por lo que otras personas digan o por lo que otros quieren que usted sea. Ya no hablo de familia, hablo de toda la gente que te rodea.

¿Es por eso que también estás colaborando en uno de los temas? Moncho chavea, conocido como el ‘rey de la trampa gitana’?

Siempre ha estado ahí, rompiendo las reglas, y en el flamenco también lo han criticado mucho, pero ahora es Moncho Chavea …

Otro debate recurrente en la actualidad es el apropiación culturalHay colectivos gitanos que han criticado a los artistas por tomar melodías flamencas y llevarlas al ámbito urbano o experimental. Lo compartes?

Creo que la música debería ser gratuita y que no debería pertenecer a nadie. Odio las etiquetas. Las cosas tienen que fluir, tenemos que dejar que todos sean libres en lo que quieran hacer. Y si no te gusta, no lo escuches. Pero qué hay de estar ahí para criticar y apropiarse culturalmente y cosas por el estilo, no. Me parece que llena la música de mala energía, mientras que para mí es solo buena energía.

Rocio Aguirre firma la foto en la portada de tu álbum, Lola Orellana, hija de Rosario Flores, dirigió el video musical de Para ti, en sus videos aparece rodeada de bailarines y canta a la fraternidad … ¿Es importante defender a las mujeres?

Cada vez que las mujeres se empoderan, crecen, tenemos más confianza en nosotros mismos, que es importante, y es gracias a la unidad, que es fuerza. Cada vez hay más mujeres en esta industria y debería haber más. Aquí y en todas partes, en todas las posiciones.

Recientemente participó con su familia y músicos como Niño de Elche, Veneno de Kiko, húngaro o entonces Alizzz en el concierto Pequeño escritorio de C. Tangana. ¿Te ves colaborando con él?

Fue una experiencia increíble, tanto musicalmente como en términos de experiencia de vida. Todo fue improvisado, muy mágico. Creo que C. Tangana es uno de los grandes artistas que tenemos ahora en España, para mí sería un lujo poder hacer algo con él.

Él y Rosalie se han convertido en fenómenos globales haciendo música enraizada en la tradición española y mezclada con ritmos de otras latitudes. ¿Te ves yendo por este camino?

Justo cuando estaban comenzando a hacer esta fusión, que es algo diferente a lo que estoy haciendo, ya estaba trabajando con Tony. [el dj Tony Grox, su productor y pareja] en mi proyecto. Ahora mismo, tenemos que echar raíces que tenemos aquí y dejar nuestra huella en ello, como todos sienten.