Madrid entra en la Lista del Patrimonio Mundial | Cultura

Madrid entra en la Lista del Patrimonio Mundial |  Cultura

Madrid llevará la marca Unesco. El conjunto urbano donde se articulan el Parque del Retiro y el Paseo del Prado está incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad, con más de 1.200 sitios únicos. La decisión, tomada este domingo con el acuerdo de todos los países miembros de la organización, supone la inscripción del 49º hito español. El país es uno de los países con más récords, detrás de Italia y China, pero hasta ahora ninguno de ellos ha estado en la capital, la única gran ciudad europea fuera del club. Existían en el resto de la comarca: el monasterio de El Escorial, la localidad de Alcalá de Henares, el casco histórico de Aranjuez y el Hayedo de Montejo.

Más información

El embajador de España en la Unesco, Andrés Perelló (PSOE), fue el encargado de defender el proyecto y activar los medios diplomáticos necesarios para obtener el apoyo de dos tercios de la comisión, 15 votos en una cámara compuesta por 21 países. “Esta es una aplicación compleja, extremadamente innovadora, y quizás ahí radiquen los problemas para entenderla. Esta es la primera marcha abierta a todas las clases sociales, no solo a la que se realiza. Mendigos o vendedores ambulantes, todos tenían su lugar ”, defendió Perelló.

La mayoría estuvo comprometida hasta el domingo, cuando Perelló presentó las ventajas de la candidatura del Madrid en apenas dos minutos. El discurso fue retransmitido en directo, desde el auditorio del Museo del Prado, al resto de delegaciones, que hablaron desde sus respectivos países. Representantes de la organización internacional, por su parte, se reunieron a orillas del río Min en Fuzhou (China). La ciudad alberga el 44 ° Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, pospuesto hasta 2020 debido al coronavirus. Esta institución evalúa 25 propuestas globales cada año.

El apoyo a la iniciativa de las instituciones españolas fue unánime, comunión que resultó este domingo en una insólita foto de familia frente a Los Jerónimos. El ministro de Cultura, Miquel Iceta; el ministro de Relaciones Exteriores, José Manuel Albares; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; la delegada del gobierno, Mercedes González; el alcalde de la capital, José Luís Martínez Almeida, o el director general de patrimonio cultural de la Sociedad, Luís Lafuente, se encontraban entre los funcionarios reunidos en el Prado, todos a la espera de una gran pantalla que los vinculara con Fuzhou. La princesa Haifa Al Mogrin, embajadora de Arabia Saudita ante la UNESCO, leyó el acta después de una hora

El estanque del Parque del Retiro de Madrid, este sábado al atardecer.
El estanque del Parque del Retiro de Madrid, este sábado al atardecer.Víctor Sainz

El origen del proyecto se remonta a 2014, cuando la entonces alcaldesa de la capital, Ana Botella, anunció su intención de presentar el eje Prado-Retiro en la lista del Patrimonio Mundial, algo que se refuerza a lo largo de la próxima legislatura. , con Manuela Carmena a la cabeza. En abril de 2018, el Consejo de Patrimonio Histórico de la ciudad, presidido por Lafuente, dio luz verde a estas intenciones y fijó su presentación formal en nueve meses. El evaluador de la Unesco visitó la ciudad en la primera semana de octubre de 2019, conoció a Almeida y recorrió el camino del solicitante. Pero el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), un órgano asesor de la organización internacional, publicó un informe desfavorable el mes pasado que pareció silenciar las aspiraciones de Madrid.

El texto recomendó sacar al parque de la ecuación -al no encontrar «justificaciones históricas» que lo vinculen al paseo marítimo – y denuncia la contaminación atmosférica del medio ambiente. El ayuntamiento, sin embargo, se mantuvo firme y defendió su posición frente al resto de miembros en una reunión en la capital. Les presentó una lista de medidas para minimizar el uso del transporte privado, anunciadas con el nombre de Madrid360, que incluyen la peatonalización de 10 kilómetros en 48 tramos de calles. Y alegó que allí se instalaron el Palacio del Retiro y los Jardines debido a la preexistencia del Paseo del Prado, que ya contaba con una arboleda longitudinal en ese momento, como muestra el plano de Pedro Teixeira de 1656. El conde-duque de Olivares, válido desde Felipe IV, habría considerado este bulevar como una gran sala destinada al lugar de recreo real. Fuentes cercanas al alcalde de la capital apuntan a Lafuente como principal defensor de esta pareja urbana.

[Noticia de última hora. Habrá actualización en breve]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *