Madrid y el apocalipsis

Madrid y el apocalipsis

Nos quedan cuatro días para disfrutar de la capital, aprovéchala, porque el miércoles nada volverá a ser igual: el huestes fascistas … u hordas comunistas, Oh. El miedo siempre ha obrado de maravilla como disuasivo. Finaliza la campaña más tóxica de la historia, el acto de abrir nuevos tiempos, donde un insulto cuenta más que una idea. Esto es lo que hay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *