julio 15, 2024

Marc Márquez no resuelve si cumplirá el contrato con HRC: “Tengo plan A, plan B y plan C” | Motociclismo | Deportes

Marc Márquez dice tener tres planes de cara a la temporada 2024. No especifica en qué consisten, si bien asegura tener muy claro lo que necesita ver las próximas semanas para terminar eligiendo cualquiera de ellos. El plan A, presumiblemente, es cumplir su contrato con Honda, la fábrica donde ha ganado sus seis títulos en MotoGP. Sobre el papel, es el más probable a pesar de que en las últimas semanas él ha entrado al trapo alimentando los rumores sobre una posible salida rumbo a la Ducati libre del Team Gresini. Ese sería el plan B, a pesar de las reticencias de los gerifaltes de la marca de Bolonia, sin potestad para sancionar el movimiento del equipo cliente. El plan C, del que nadie sabía nada hasta este lunes, es una incógnita.

“Tengo las tres ideas muy claras, y claro lo que debe pasar para elegir una de ellas”, opinaba el piloto de Cervera después de probar la Honda 2024 en Misano. Estaba serio, y el ambiente en el garaje no invitaba tampoco al optimismo. La nueva moto es visiblemente diferente, aunque los tiempos no apuntan por ahora ningún tipo de mejora ostensible. “Los problemas siguen siendo los mismos, la pilotas diferente, afrontas las curvas diferente, pero el rendimiento y el tiempo por vuelta, que es lo que manda en este deporte, sigue siendo el mismo”, apuntó durante la pausa para la comida.

Quedaba todavía la sesión de la tarde, de la cuál no esperaba gran cosa. Y así fue. Tenía ganas de volver a casa y meditar tranquilamente todas las opciones que están encima de la mesa. Muy pocos conocen la decisión definitiva, y Márquez se muestra más hermético que nunca cuando le intentan arrancar una respuesta concreta. Contaba ‘El Periódico’ este domingo que la decisión de quedarse estaba ya tomada antes de la jornada de pruebas del lunes, y sin embargo las palabras del octocampeón vuelven a abrir un interrogante sobre su futuro.

Márquez siempre ha mantenido que quiere cumplir su contrato. El componente emocional del exitoso vínculo iniciado en 2013 y la renovación de cuatro años que le extendió la marca del ala dorada en 2020, cuando nadie más se atrevía a ello, están muy presentes en sus pensamientos. También la disposición de la firma japonesa a pagarle su abultado sueldo a pesar del estallido de la pandemia y el inicio de su calvario con las lesiones. Ahora que por fin ha recuperado el tono físico después de cuatro operaciones en el brazo y varios contratiempos a principios de este curso, el nefasto rendimiento sobre la pista de la Honda le aboca de nuevo a replantearse su fidelidad sin fisuras.

“El margen, la paciencia… El tiempo va pasando y lo que necesitas no son promesas, sino hechos”, argumenta a sus 30 años. El gran dominador de la última década lleva casi dos años sin saborear las mieles de la victoria. Precisamente en Misano, donde probó el nuevo prototipo, llegó su último triunfo en 2021. En la carrera del domingo en el GP de San Marino sufrió para terminar séptimo, su mejor resultado en 11 meses.

Ideas frescas para un cambio radical

Márquez ha mantenido este curso más reuniones que nunca con los ejecutivos de mayor rango de Honda. La fábrica parece haberse tomado en serio sus comentarios después de meses de insistencia, y en Misano aparecieron una horda de caras nuevas en el garaje para escuchar sus primeras impresiones sobre el nuevo prototipo. Él quiere fichajes técnicos en clave europea, para replicar la fórmula de éxito de Ducati, Aprilia y KTM, una caza de talentos que lidera Alberto Puig estas últimas semanas. La marca, por ahora, ha aportado a varios de sus ingenieros japoneses de la Fórmula 1, además de fusionar la división de competición de dos y cuatro ruedas para crear más sinergias.

El director deportivo del equipo dejó entrever en una entrevista con DAZN que Honda por fin plantea el cambio radical que piden sus pilotos. “Con pequeños cambios no estamos avanzando, y por eso pensamos en soluciones más radicales”, afirmaba Puig desde Italia. Joan Mir, campeón del mundo en 2020, también lleva pronunciándose en la misma dirección que su compañero de equipo desde hace meses.

Sobre los tempos de su decisión, Márquez explicó que piensa deshojar la margarita hasta finales de mes, cuando el Mundial arranca su gira asiática con un doblete en la India y Japón. Aunque percibió ideas frescas y caras nuevas, la pista frustró una vez más a un campeón incapaz de decidir qué camino tomar.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.