María Antònia Font: La directora de Sanidad Pública de las Illes Balears que confinó a los estudiantes de Mallorca está bajo investigación por detención ilegal | Sociedad

Covid-19: Macroepidemia en Mallorca: 249 estudiantes confinados en un hotel de la isla y tres fugitivos |  Sociedad

El juzgado de instrucción número 12 de Palma citó a la directora general de Salud Pública de las Illes Balears, María Antònia Font, para declarar en una investigación por un presunto delito de detención ilegal tras ordenar la detención forzada en un hotel de Palma de 235 jóvenes considerados contactos cercanos de positivo. por el coronavirus. La madre de uno de los estudiantes recluidos durante un viaje de fin de año a la isla presentó una denuncia contra el director general por un presunto delito de detención ilegal al detener en el establecimiento a estudiantes que habían dado negativo en coronavirus pero que el ejecutivo de Baleares consideró. que sean contactos estrechos de personas seropositivas. La aparición de Font está prevista para el 7 de septiembre.

En la madrugada del 27 de junio, el director general firmó una resolución ordenando el internamiento forzoso en custodia policial de 235 jóvenes en el hotel Palma Bellver que el gobierno de las islas ha autorizado para los turistas que dan positivo o se consideran pacientes de contacto cercano. coronavirus. Un gran número de jóvenes que aún se encontraban en viaje de fin de año a la comarca del Arenal de Llucmajor se negaron a realizar la prueba para ver si estaban infectados y querían volver a sus comunidades autónomas de origen sin sufrir ninguna. pruebas y evitando tener que pasar cuarentena en la isla.

Fachada del hotel Palma Bellver durante el aislamientoFRANCISCO UBILLA

El gobierno de la isla basó la resolución en informes del Centro de Coordinación de Emergencias y Alerta Sanitaria y en diversas normativas regionales y nacionales. Sin embargo, la fiscalía se opuso a la medida y un juez del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Palma anuló finalmente el encierro de quienes habían dado negativo o no se habían sometido a prueba y ratificó el encierro de quienes habían contraído la enfermedad. La magistrada consideró infundada la resolución porque no precisó las circunstancias que la llevaron a calificar a ciertos jóvenes como cercanos a otros.

El gobierno de las islas movilizó una nave, en la que reservó un espacio aislado para el regreso de más de un centenar de jóvenes que viajaron a Valencia y de allí a sus respectivas comunidades.

En un comunicado, el gobierno de las islas dijo que respeta las sentencias judiciales, pero insistió en que esto es compatible con defender y apoyar la acción de la Dirección General de Salud Pública y sus integrantes para controlar la macroepidemia. El Ejecutivo de las Illes Balears subraya que la actuación fue proporcionada y adecuada para la defensa y protección de la población. «Los jueces no respondieron a las solicitudes de hábeas corpus, y el comportamiento de riesgo confirmado tras el control de las autoridades reafirma que se han tomado las acciones oportunas», subraya el Gobierno Autónomo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *