Marruecos acusa a España de «crear» la crisis y ahora quiere que Europa la asuma

Marruecos acusa a España de "crear" la crisis y ahora quiere que Europa la asuma

El Ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Naser Bourita, este domingo acusó a España de ser responsable de haber «creado» la crisis abierta por la presencia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, queriendo luego ser absorbido por Europa.

España no consultó a Europa antes de tomar decisiones que afecten a los intereses de Marruecos. España no consultó a Europa antes de incumplir los criterios de Schengen para aceptar el fraude de entrada de una persona buscada por los tribunales españoles. España creó una crisis y ahora quiere que Europa la cargue«dijo Bourita en una entrevista con la emisora ​​francesa Europa1.

Bourita pidió así “contextualizar” la crisis entre Marruecos y España: “Hay un contexto de crisis bilateral entre Marruecos y España (…), una crisis que nada tiene que ver con Europa, una crisis que fue creada por un decisión de España sin consultar a sus socios europeos ”.

Bourita cree que sí «hay un intento de desviar el debate, de enfocarse en un tema migratorio mientras que el fondo de la crisis es un acto de injusticia de España hacia Marruecos, hacia su gente y hacia sus intereses estratégicos ”.

En cuanto a la situación puramente migratoria, Bourita pidió «alejarse del discurso emocional». “La primera verdad es que Marruecos no está obligado, no tiene vocación ni obligación de proteger fronteras distintas a la suya. Marruecos no es ni el gendarme ni el conserje de Europa para proteger las fronteras que no son las suyas ”, declaró.

Rechazar Laya: sin contacto con España

Consultado sobre el momento actual de las relaciones diplomáticas con España, Bourita ha destacado que «al contrario de lo que dice la ministra española (de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya), no ha habido contacto entre Marruecos y España desde el estallido de esta crisis. Y contrario a lo que ella dice, Marruecos nunca ha sido informado de la llegada de este individuo», Refiriéndose a Brahim Ghali.

“Hoy, Marruecos hace preguntas claras: ¿es normal en un estado de derecho frente a un socio como Marruecos que se falsifique un pasaporte, que usurpe una identidad para traer a alguien a territorio europeo? ¿Es normal que este hombre sea procesado en España por cuatro denuncias: violación, terrorismo y tortura?«, planteó Bourita.

En cualquier caso, subrayó, «Marruecos hace la distinción entre sus muy buenas relaciones con casi todos los países de la UE y una crisis bilateral nacida de una actitud hostil de España». «Estamos tratando de desviar el debate y crear una crisis entre Marruecos y la UE que no existe», agregó.

Para Bourita «Hay un problema de confianza, de respeto mutuo con el socio directo en una crisis que la propia España ha creado, a ella le toca encontrar la solución.«Si España piensa que la crisis podría resolverse despidiendo en secreto a este hombre por los mismos procedimientos, es porque busca un deterioro y un agravamiento de la crisis, incluso una ruptura», advirtió.

Marruecos ha hecho mucho en el ámbito de la cooperación migratoria, ni por obligación ni por contraparte

“Marruecos ha hecho mucho en el ámbito de la cooperación migratoria, no por obligación ni por contraparte. Lo hizo sobre la base de una asociación. Una asociación entre Marruecos y España y una asociación entre Marruecos y la UE, pero la asociación no es a la carta. La asociación significa en primer lugar que entendemos los intereses estratégicos de los socios ”, argumentó.

Así que señaló que «Marruecos nunca ha actuado para prestar servicios a cambio de una compensación económica. « «Lo que Marruecos recibe de media de la UE no supera los 300 millones de euros al año, menos del 20% del coste que asume el reino en el contexto de la lucha contra la inmigración ilegal», dijo.

La crisis con España «Es sobre todo una crisis migratoria nacida de una crisis política entre dos sociosY así rechazó a quienes quieren presentar a Marruecos como “el malo”. Así, recordó que solo en los últimos cuatro años, Marruecos ha desmantelado 8.000 organizaciones de trata de personas.

Marruecos también canceló 14.000 intentos de inmigración ilegal, incluyendo 80 intentos de atentado contra la ciudad de Ceuta. También realizó más de 9.000 intercambios de información sobre inmigración ilegal con España, según Bourita.

Sobre las acusaciones de «chantaje migratorio»Bourita argumentó que «una vez más, el problema está mal planteado: es como si Marruecos tuviera la obligación de actuar para proteger a Europa». «Marruecos no está obligado. Marruecos lo hace como socio y la asociación tiene bases. La asociación es recíproca», insistió.

Respecto al tema de los menores migrantes, el ministro indicó que «es un problema que Marruecos está discutiendo francamente con muchos países europeos en el marco de su responsabilidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *