Más investigaciones sobre el lugar de nacimiento de Cristóbal Colón: ¿era vasco, gallego, mallorquín … o ni siquiera español?

Más investigaciones sobre el lugar de nacimiento de Cristóbal Colón: ¿era vasco, gallego, mallorquín ... o ni siquiera español?

La investigación científica sobre el origen de Cristóbal Colón, paralizado hace 16 años a la espera de un avance tecnológico ya disponible, encara su recta final con la Estudio de ADN de restos óseos atribuidos al descubridor y dos de sus familiares, que podrían estar listos el 12 de octubre.

Así lo anunció este miércoles en rueda de prensa José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Granada y director del equipo multidisciplinar que, con la ayuda de cinco laboratorios de identificación genética en Europa y en América, intentará arrojar luz sobre el origen del navegador, alrededor del cual circulan varias teorías, aunque la más extendida e internacionalmente aceptada es Génova (Italia).

Será en dos o tres semanas que comenzará el análisis de ADN de los restos óseos de Cristóbal Colón, su hijo Hernando y su hermano Diego, con la afirmación, explica Lorente, de que en unas ocho semanas se obtendrán los primeros resultados, que se irá generando de forma paulatina hasta que se presenten los hallazgos, de ser posible, el 12 de octubre, Día de la Hispanidad. Todo ello quedará registrado en un documental y una miniserie coproducida por TVE y Story Producciones.

Esta investigación, inicialmente impulsada por el historiador Marcial castro, iniciado en 2002; Al año siguiente, los restos del descubridor y sus familiares fueron exhumados de la Catedral de Sevilla y no fue hasta 2005 que se concluyó la extracción de la primera tanda de análisis, cuando los investigadores decidieron paralizar el estudio porque la tecnología con lo que entonces era contado no era lo suficientemente «eficiente».

“Estábamos gastando muchos gramos de hueso para obtener muy poca información”, explicó Lorente. Por ello, llegaron a la conclusión de que era mejor preservar las piezas a la espera de un avance tecnológico de próxima generación que ahora, dieciséis años después, ya se ha producido, que permitirá una mejora «drástica» tanto en la extracción de ADN de los huesos (mayor cantidad y calidad) como en el análisis posterior.

El material disponible para análisis es el siguiente: cuatro piezas de hueso de Cristóbal Colón del tamaño de una almendra; otros siete, incluido un diente, de su hijo Hernando, y finalmente doce fragmentos óseos de su hermano Diego. Los estudios genéticos previos realizados entre 2004 y 2005 sobre la relación de los huesos de estas tres personas conservados en el Catedral de Sevilla dieron «resultados positivos».

«Esto no significa un resultado totalmente concluyente. Los datos apuntaban a una relación padre-hijo y cuñado (…) A partir de ahí, hay que multiplicar la información generada para que estos resultados positivos se conviertan en conclusiones definitivas», especifica. lo hace.

Pero el objetivo final de este estudio es confirmar los orígenes de Colón: «Generalmente se cree que proviene de Italia., no lo dudamos, pero podemos arrojar datos objetivos que pueden ser interpretados por los historiadores para llegar a tal o cual conclusión ”, adelantó Lorente, quien evocó las teorías defendidas por otros científicos colombianos que apuntan a una Origen gallego, portugués, valenciano, vasco o mallorquín, Entre otros.

Y el ADN podría proporcionar información para descartar o respaldar cualquiera de las teorías, informó el director del proyecto. Para que la conclusión final sea lo más confiable y corroborada posible, participarán en el proceso. cinco laboratorios, dos de ellos, uno de Florence y otro de Estados Unidos, trabajarán de forma independiente y aislada.

Otros dos laboratorios, uno de Roma y otro de México, apoyarán también el estudio, mientras que el equipo tendrá además contacto puntual con un quinto centro especializado en identificación genética, de modo que cuando todos hayan conclido su trabaos por datenidos of them.

Lorente admite que existen «limitaciones a priori»: «no es seguro que podamos obtener ADN de todos los huesos en calidad y cantidad suficiente para poder llegar a una conclusión».

«Lo que no vamos a hacer es forzar las circunstancias para evitar que esto nos lleve a la conclusión equivocada. y algún tiempo después podemos decir que lo que se hizo en Granada se hizo mal ”, aseguró el director de este equipo científico, que ya considera“ histórico ”el estudio sea cual sea el resultado final.

Andrés Luque, productor ejecutivo del canal TVE Cultura, destacó el creciente interés de la opinión pública por la ciencia. Para la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, el método utilizado para realizar este estudio, incluyendo el presupuesto estimado es de 30.000 euros, destaca «el rigor que debe regir toda investigación interdisciplinar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *