North Tigers pulen su último anillo de oro

North Tigers pulen su último anillo de oro
Los Tigres del Norte, en imagen promocional.
Los Tigres del Norte, en imagen promocional.Música universal

California es una de las regiones de los Estados Unidos con las peores tasas de vacunación entre los latinos. En abril, solo el 15% de los que llegaban desde el sur de Río Grande habían recibido una dosis, en comparación con el 39% de la población en el estado más poblado del país. Ante tal problema, el gobernador Gavin Newson tuvo una idea: llamar a Los Tigres del Norte. El mítico grupo de música nórdica, instalado en la costa oeste desde hace 40 años, no dudó cuando el demócrata les pidió el favor. “Pudo haber sido el miedo, la cuestión de la situación migratoria, o las polémicas del expresidente, pero hicimos campaña y va bien”, resume Jorge Hernández, líder del grupo. la Tigre grande Se niega a llamar a Donald Trump por su nombre, pero mira al horizonte con el demócrata Joe Biden esperanzado: “Les gustó lo que hicimos y hace 12 días lanzamos una campaña nacional. La gente de nosotros los latinos aún no hemos sido vacunados; pero aquí estamos, todavía trabajando con la comunidad ”.

Más información

Los Tigres del Norte, mexicanos que desatan pasiones a ambos lados de la frontera con pasillos que relatan la épica y la angustia de la vida de los migrantes, son una voz autorizada en Estados Unidos. En los últimos dos años, rompieron el récord de asistencia con un concierto en el Rodeo de Houston, nada menos que en Texas y derrotando a la última sensación del rap, Cardi B. También honraron a Johnny Cash con un recital de Folsom en prisión, donde aprovecharon. para arrojar luz sobre la crisis carcelaria que aflige a la población migrante, muy diferente a lo que escuchó el ícono del país en 1968. El 14 de mayo, el grupo de los hermanos Hernández regresa con un nuevo golpe: la publicación de ocho canciones inéditas de su álbum desenchufado, el concierto acústico que grabaron con MTV en 2011 y que marcó un punto de inflexión para la música del norte de México.

«Pensamos que solo filmaron a los invitados, nunca volvimos a ver todo el material», recuerda el cantante y acordeonista Jorge Hernández en una videollamada desde su casa en San José, una hora al sur de San Francisco. “MTV lo tenía todo, descubrimos que grabaron todas nuestras canciones. Ahora les pedimos una licencia para darlos a conocer ”.

MTV Unplugged: Los Tigres del Norte y sus amigos fue una extravagancia. Con invitados como el rapero Residente, Paulina Rubio o el profeta del rock político, Alex de la Rocha, cantante de Rage Against the Machine, el disco ha vendido medio millón de copias. Los Tigres del Norte fueron el primer grupo en hacer un concierto acústico para MTV que no era pop, lo suyo era la música popular. En el año de su publicación, las reseñas de Los Angeles Times lo definieron como «una introducción extraña pero potencialmente reveladora para los nuevos en la música del norte».

La combinación fue. La balada Golpes al corazón con el incomparable acordeón de Hernándezen la voz de Paulina Rubio, o el corrido Somos mas americanos, en el que Hernández y de la Rocha -descendientes de migrantes mexicanos- cantan a coro «Quiero recordarle al gringo / no crucé la frontera / la frontera me cruzó», acercaron al grupo a otro público. Desde las afueras de los Estados Unidos, hasta el árido norte de México, el desenchufado Los Tigres del Norte llegó a los oyentes que se acercaron al formato ofrecido por MTV. El álbum original supera las 100 millones de reproducciones en Spotify, en un número olímpico de hits en el formato que las une a artistas tan disímiles como Eric Clapton, Nirvana, Shakira o Soda Stereo.

“No quiero decir que fuimos los primeros, pero tenemos mucho que ver con romper esas barreras entre la música”, dice Hernández. “Romper protocolos, unir estilos y personas es importante para nuestra comunidad. Queremos volver a estas canciones con una nueva intención, para las nuevas generaciones. Es un anillo de oro que tenías escondido allí y que ahora estás puliendo para hacerlo bonito ”.

La nueva versión, disponible a partir de este viernes en todas las plataformas, vuelve a acercar al gran público las historias de migración, dolor, narcotráfico y delincuencia que los Tigres. Incluyen además del contrabajo y el acordeón. Sin la presencia de los invitados que marcaron su cartel, la inmersión en las historias de estas leyendas del corrido es totalmente pura. Lanzan versiones únicas de canciones como No estamos emparentados, la pregunta olvidada o entonces El camión gris que cuenta la historia de Pedro Márquez y su novia, Inés, perseguidos por la policía federal mexicana mientras pasaban de contrabando drogas de México a Estados Unidos, disfrutando de su luna de miel.

«La nuestra es como telenovelas, cada canción tiene una historia con un mensaje … positivo o negativo», resume el Tigre grande. “Contamos por lo que está pasando nuestra gente. Bueno o malo, nuestras canciones son una fotografía ”.

Suscríbete aquí ala Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *