‘Pandora Papers’: Corinna Larsen prevé legar a Juan Carlos I el 30% de los ingresos de un fondo hispano-saudí | Papeles Pandora

'Pandora Papers': Corinna Larsen prevé legar a Juan Carlos I el 30% de los ingresos de un fondo hispano-saudí |  Papeles Pandora
Juan Carlos I, 'Pandora Papers'
Juan Carlos I, ‘Pandora Papers’Sr. García

Corinna Larsen, la mujer que tuvo una relación con el rey emérito, Juan Carlos I, predijo en 2007 que los directores que administrarían un fideicomiso llamado Peregrine, de Nueva Zelanda, pasarían la batuta a Juan Carlos I, en caso de que ella muriera ”. , El 30% de los ingresos del «Fondo de Inversión Hispano Saudí» que la exjefa de Estado había patrocinado y para el que había trabajado. Los documentos sin firmar, reflejando sus deseos, fueron creados el 27 de marzo de 2007, 14 días antes de que el fondo hispano-saudita promovido por los dos países fuera registrado en Guernsey, un paraíso fiscal en las Islas del Canal. El abogado de Larsen nos asegura que estos documentos son falsos.

Los detalles de este plan son parte del Papeles Pandora, un trabajo en colaboración con diversos medios internacionales, entre ellos EL PAÍS, coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Más de 600 periodistas de 117 países han analizado los 11,9 millones de archivos de 14 despachos de abogados especializados en creación de empresas durante los últimos dos años. cerca de la costa en paraísos fiscales. Este tipo de sociedades, ubicadas en países distintos al domicilio fiscal de sus directores, son legales siempre que el propietario las declare donde reside. El problema comienza, a ojos de las autoridades, cuando lo que se busca en estos países es el anonimato y la cero tributación. En España, EL PAÍS y El sexto Analizaron la filtración en busca de personas de interés público que se aprovecharon de las jurisdicciones más opacas del mundo. El resultado son más de 700 empresas vinculadas al país, entre las que destacan decenas de personalidades relevantes.

Un fideicomiso o fondo fiduciario como el mencionado Peregrine, al que se refería Larsen, es un instrumento particularmente opaco. Es un contrato en el que un testador confía su patrimonio o parte de él a la buena fe de un representante legal (fiduciario) para que, según hipótesis predeterminadas, lo ceda a otra persona o lo coloque según las instrucciones recibidas. . Los fideicomisos son herramientas comunes entre los productos que ofrecen los bancos y administradores suizos a las personas adineradas que buscan evadir impuestos, seguridad y privacidad.

Corinna Larsen participó activamente en el lanzamiento del Fondo de Infraestructura Hispano-Saudí

La documentación muestra que Corinna Larsen encargó al bufete de abogados panameño Alcogal que escribiera una carta en 2007 a Bachmann Trust Company (New Zealand) Limited, gerente a cargo de la gestión del hasta ahora desconocido Peregrine Trust, en el que incluía a Juan Carlos I entre las personas que deberían recibir los activos incluidos en este instrumento financiero en caso de fallecimiento.

Según la carta sin firmar, la consultora alemana expresó su deseo de que después de su muerte los activos del fondo Peregrine Trust se dividieran «en partes iguales» entre sus dos hijos: Nastassia Gioia Adkins y el «Príncipe» Alexander zu Sayn-Wittgenstein-Sayn. . Entre los beneficiarios añadió luego «Su Majestad el Rey Juan Carlos I Borbón de Borbón, nacido el 5 de enero de 1938, domiciliado en el Palacio de la Zarzuela de Madrid». Y detalló los activos que debería recibir. “Quiero que los fideicomisarios consideren distribuir a Su Majestad el Rey Juan Carlos I Borbón de Borbón el 30% de todos los ingresos del Fondo de Inversión Hispano Saudita solamente. Tras la liquidación del Fondo de Inversión Hispano Saudí, Su Majestad el Rey Juan Carlos I Borbón de Borbón ya no debería ser considerado beneficiario del fideicomiso.

El documento, fechado en 2007, concluye de la siguiente manera: “Es mi intención que este memorando que expresa mis deseos permanezca en vigor hasta que sea cancelado o modificado por mis propios escritos. En caso de fallecimiento, me gustaría que tuviera en cuenta los deseos de las personas mencionadas anteriormente. El contenido de este documento no debe ser divulgado a terceros y en todo momento debe considerarse un asunto privado entre nosotros. Atentamente».

No se sabe si esta carta es un borrador, porque entre los archivos de la oficina panameña Alcogal hay otro documento casi idéntico, creado unos minutos después del anterior, en el que se encuentra el espacio en el que aparece el nombre de Juan Carlos I escrito en blanco y en su lugar se menciona «Mister X». Tampoco está claro qué fórmula se utilizó, asumiendo que el plan se llevó a cabo. Lo que expresa este documento es el supuesto deseo de Larsen de que Juan Carlos I reciba en el futuro parte de los ingresos del Fondo Hispano-Saudí, ingresos de los que la carta no da detalles.

El nombre de Juan Carlos I también aparece en el artículo 18 de los estatutos del fondo fiduciario Peregrine así como el de los dos hijos de Corinna Larsen. En esta sección dedicada a los derechos y obligaciones de los beneficiarios, se le denomina «Su Majestad el Rey [su majestad el rey] Juan Carlos Bourbon de Bourbon ”. En la última de las 21 páginas del documento y bajo apostilla en inglés «firmado y entregado«(Firmado y emitido) Aparece el nombre de Larsen, identificándose como» Princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein «. Este documento tampoco tiene iniciales.

¿Qué es ese fondo de inversión hispano-saudí que se menciona en este documento y que podría haberle aportado a Larsen ingresos que debían traspasar en parte a Juan Carlos I tras su muerte? En 2007, la alemana Corinna Larsen había participado activamente en su lanzamiento. Este mecanismo de inversión fue anunciado en Riad en abril de 2006, durante una visita oficial de los reyes a este país con un grupo de empresarios españoles. Fue gestionado por el fondo británico Cheyne Capital y la empresa suiza Arox Infraestructures. El primero pedía al banco norteamericano Morgan Stanley que atrajera inversores de empresas españolas y bancos interesados ​​en participar en un ambicioso y gigantesco plan de obra pública en Arabia Saudí, el más emblemático de los cuales fue el AVE. De La Meca.

Documentos de Peregrine Trust.  EL PAÍS / LA SEXTA / AQUÍ
Documentos de Peregrine Trust. EL PAÍS / LA SEXTA / AQUÍ

La iniciativa de crear este fondo vino de Miguel Ángel Moratinos, entonces ministro de Asuntos Exteriores, y del propio Juan Carlos I, según fuentes cercanas al exministro y al Rey Emérito. “Necesitábamos mejorar las relaciones de España con Arabia Saudí, nuestras inversiones allí eran muy pequeñas y aquí ya teníamos grandes empresas. El rey dijo: «tenemos que hacer algo». Y decidimos crear un fondo de dos países que garantizaría inversiones futuras. Fue una gran oportunidad en la que los saudíes representarían a la mayoría. Fue una iniciativa conjunta de Asuntos Exteriores, la Casa Real y el Ministerio de Comercio ”, explica un exministro de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que participó en el embrión del proyecto.

El 14 de junio de 2007, el entonces rey saudí Abdullah Bin Abdelazziz visitó Madrid por primera vez y Juan Carlos I le impuso el Toisón de Oro, insignia de una orden caballeresca del siglo XV y máxima condecoración otorgada por la familia real española. . Durante este encuentro se realizó la presentación oficial de este fondo, al que se sumaron unas 14 empresas españolas en su fase inicial. Corinna Larsen, quien no era conocida por el público en ese momento, asistió al evento.

El fondo se disolvió en 2010 y las gestoras cobraron a las grandes empresas Ibex 35 por sus servicios y gastos.

Le fonds Hispano Saudí avait prévu des investissements d’environ 4 125 millions d’euros pour développer des projets communs d’infrastructures, de nouvelles technologies, d’industrie, d’énergie et de défense en Arabie saoudite, au Moyen-Orient et en Africa del Norte. Alrededor de 14 empresas españolas se han comprometido a invertir en el fondo. Arabia Saudita no hizo las contribuciones esperadas, por lo que varios años después se disolvió el fondo. “Los saudíes fallaron. Pusieron frente a un hombre que no cumplió con su misión. Cuando no se alcanzó la cifra estimada, se disolvió ”, recuerda un ministro del gobierno español.

El fondo se disolvió en 2010: las gestoras facturaron a las grandes empresas del Ibex 35 que habían acordado entrar en el proyecto por sus servicios y gastos, según dos exdirectores que participaron en el lanzamiento del vehículo inversor. Un año después de la creación del Fondo Hispano-Saudí, el Ministerio de Finanzas de Arabia Saudita transfirió $ 100 millones (65 millones de euros al tipo de cambio de la época) a una cuenta de la Fundación Panameña Lucum en el banco suizo Mirabaud & Cie cuyo El primer beneficiario fue Juan Carlos I.

Documento de Peregrine Trust a nombre de Juan Carlos I. EL PAÍS / LA SEXTA / ICIJ
Documento de Peregrine Trust a nombre de Juan Carlos I. EL PAÍS / LA SEXTA / ICIJ

La orden fue dada por el rey Abdullah Bin Abdelazziz y, según el gerente de cuentas Arturo Fasana, fue un regalo o una donación. El fiscal suizo Yves Bertossa ha imputado a Larsen tras la comparecencia de este dinero por un presunto delito de blanqueo de capitales agravado. Bertossa investiga si estos ingresos están vinculados a la construcción del AVE entre Medina y La Meca, obra realizada por un consorcio de empresas españolas.

Juan Carlos I está siendo investigado por la Fiscalía de la Corte Suprema por presuntamente imputar comisiones en la construcción del AVE en La Meca e indicios de corrupción, falsificación, tráfico de influencias y delito fiscal. Javier Sánchez Junco, abogado del rey emérito, se negó a responder a las preguntas enviadas por este diario.

Robin Rathmell, el abogado de Larsen en Londres, niega la existencia del plan de Larsen y afirma que los documentos son falsos. “Circulan rumores infundados según los cuales Juan Carlos era el beneficiario de una estructura vinculada a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Estos rumores provienen de documentos falsificados. La evidencia que acredita que estos documentos fueron fabricados fue presentada a las autoridades suizas en 2019. Esto también será tratado en el contexto del caso de acoso que mi cliente está llevando a cabo en Inglaterra contra Juan Carlos ”, dijo en un comunicado.

Matriosca Corporativa

Bachman Group Ltd, la empresa que gestionaba el Peregrine Trust, propietaria de Corinna Larsen, pertenecía a la empresa suiza Ardel Trust Company con sede en Ginebra y especializada en la administración de fondos y la creación de fideicomisos y estructuras offshore. En 2013, JTC Group adquirió Ardel Trust Company.

Los Estatutos y Reglamentos del Fideicomiso Peregrine son de 21 páginas, con fecha de 2007, y contienen los derechos y obligaciones de los Fideicomisarios y los Fideicomisos del Fondo. En estos documentos, de Bachman, aparecen Bérénice Guignard Nava, especialista en Ginebra de «fideicomisos, ingeniería patrimonial y fiscalidad internacional», según su perfil de Linkedin, y Martin Pugh.

La red de esta confianza de retroalimentación es compleja. Ardel Trust Company también es responsable de Peregrine 55, otro fideicomiso relacionado con Peregrine y disuelto en 2013.

La carta del asesor alemán Larsen, dando instrucciones sobre la distribución de los fondos de Peregrine, estaba dirigida a Bachman Trust Company (New Zealand) Limited en Auckland (la ciudad más grande de Nueva Zelanda). Además, Bachman Group Ltd tenía oficinas en Guernsey (un paraíso fiscal en las Islas del Canal), Suiza y el Reino Unido.