Pedro Sánchez mejorará su perfil «personal» desde el otoño

Pedro Sánchez mejorará su perfil "personal" desde el otoño

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cambiará de estrategia después del verano, centrándose en las elecciones legislativas que espera no convocar antes de 2023 y en la lucha contra el desgaste provocado por la gestión de la pandemia y la concesión de indultos a los independentistas condenados.

Aunque en La Moncloa, señalan que el Ejecutivo ha «Supere una pandemia» y habiendo superado hitos como la campaña de vacunación, es hora de emprender un nuevo camino en el que se fortalezca la figura del presidente como “persona” más que su perfil institucional.

«La legislatura comienza ahora», insisten, ya que la pandemia se da por terminada y la coalición de gobierno, aún más fortalecida tras la salida de Pablo Iglesias, puede “desarrollar” su agenda social y progresista, marcada por la reanudación y despliegue de fondos europeos.

Precisamente, el «Superar» la pandemia Entra en «crédito» para potenciar aún más la figura del presidente con una coalición «más cohesionada» que no se enfrenta en público, sino que por el contrario debate sus diferencias en privado.

En este contexto, fuentes cercanas a Sánchez indicaron que el consejero delegado consolidó su perfil institucional y que ahora, con el foco en 2023, es el momento de desarrollar una estrategia para dar a conocer un perfil “más humano”.

Conscientes de que tienen «trabajo por delante», en La Moncloa analizarán el los roles de Sánchez y fortalecer su proximidad con ciertos sectores de los que su manejo de la pandemia lo ha distanciado.

Con este truco también se le busca cerrar la fase «dura» de la pandemia y el desgaste político que son conscientes de que están trayendo gracias, además de casar estos movimientos con los del PSOE antes del congreso federal de octubre, para superar el revés electoral en Madrid y romper el sueño de la derecha de cambiar el ciclo que está en siendo alentado en las urnas.

Todo esto irá de la mano, pronostican, con la recuperación económica que permitirá a la ciudadanía ver el surgimiento de las crisis provocadas por la pandemia. Así, los mensajes que envía Sánchez son centrarse en preguntas «positivas» y fortaleciendo su proximidad y su “persona”, no tanto la institución, que ya cree haber demostrado su respuesta a la peor pandemia de los últimos 100 años.

El objetivo es iniciar el nuevo curso político en el otoño sin cargos y con el camino orientado a agotar la legislatura y desarrollar las reformas necesarias para el despliegue de los fondos europeos en los que el presidente pone su esperanza de transformar el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *