Policía certifica sobrecostos millonarios en supuestos trabajos de la era Aznar | España

Policía certifica sobrecostos millonarios en supuestos trabajos de la era Aznar |  España
De izquierda a derecha, Mariano Rajoy, Francisco Álvarez Cascos, José María Aznar, Ana Botella y Rodrigo Rato, en la sede de la calle Génova, durante la celebración del triunfo electoral que dio paso al primer gobierno del PP.
De izquierda a derecha, Mariano Rajoy, Francisco Álvarez Cascos, José María Aznar, Ana Botella y Rodrigo Rato, en la sede de la calle Génova, durante la celebración del triunfo electoral que dio paso al primer gobierno del PP.Oscar Moreno / EFE

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional entregó al juez Santiago Pedraz, quien encomendó a la Audiencia Nacional la investigación de las donaciones de empresarios en la casilla b del PP a cambio de la contratación pública, un detallado informe que documenta decenas de irregularidades que provocaron millonarios sobrecostos en muchos de los 23 contratos adjudicados durante el segundo mandato de José María Aznar (2000-2004) en Constructora Hispánica.

Más información

El entonces presidente de esta empresa, Alfonso García Pozuelo, efectuó al menos nueve entregas por un total de 258.000 euros a la contabilidad extraoficial del partido que tenía en la mano el ex tesorero Luis Bárcenas, y que quedó reflejado en el Papeles Bárcenas. Durante el juicio de la trama principal de la Caso Gürtel, bautizada Época I, el constructor ya ha confesado que había pagado al jefe de la red de corrupción, Francisco Correa, para que la entregara a los «órganos centrales» de la administración gobernada por el PP a cambio de trabajo en Castilla y León y en Pozuelo de Alarcon. Correa fue el intermediario entre empresarios e instituciones en manos del partido.

El documento policial, al que tuvo acceso EL PAÍS, analiza los 23 contratos sospechosos en 424 páginas y concluye que 18 de ellos tuvieron un “costo superior al precio inicial, derivado de cambios en las circunstancias de ejecución del contrato. […]. Ya sea por revisiones de precio, modificadas, adicionales por aumento de unidades de obra en la certificación final o obra adicional ”. Según una de las tablas incluidas en el informe, y firmada por el inspector jefe Manuel Morocho, investigador principal de la Caso Gürtel, estos sobrecostos aumentaron en 14 proyectos por encima del 20%, alcanzando en algunos casos el 64%, 74% e incluso 94%.

La Policía centra así su atención en la enorme diferencia entre la propuesta económica inicial que la constructora García Pozuelo presentó al concurso para adjudicarse el precio y el coste final pagado tras los cambios aplicados por «circunstancias surgidas durante la ejecución del contrato». , incluidas las condiciones del mismo cambio ”.

En este sentido, el informe de la UDEF destaca “inconsistencias en la valoración de la oferta”; la «baja representatividad de los criterios objetivos evaluables mediante fórmulas frente a criterios objetivos no cuantificables cuya evaluación es altamente subjetiva», y otras «violaciones» de «principios generales de contratación: publicidad, competencia, objetividad y transparencia». Todas estas “prácticas indicadas”, señala el documento, “son factores de riesgo que aumentan la vulnerabilidad a la corrupción en los procedimientos de contratación pública”.

Pedraz tendrá que valorar ahora este informe, de 20 de julio e incorporado a un caso que ya se ha juzgado parcialmente, queda pendiente toda la parte del recuadro b relativo a la reforma del dinero negro de la sede de la calle Génova. que la parte sobre donaciones de empresarios a cambio de trabajo aún estaba en investigación, donde se trata de acreditar el delito de corrupción. Incluso si el magistrado también cerró esta línea de investigación la semana pasada y ahora debe decidir si envía al acusado a juicio o si, por el contrario, debe cerrar el caso.

Enmendado. Este último análisis de la UDEF mantiene la misma línea trazada en otro informe anterior de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), que solo ingresó un tercio de los 23 proyectos y detectó sobrecostos en siete por un valor de 70 millones de euros. .euros. Ahora la policía completa el foco con el análisis de cada uno de ellos. Y, en primer lugar, se centra en lo que técnicamente se denomina “modificado”. Según explican, seis de las obras tenían «al menos una modificación» que encareció el precio; y seis de ellos, hasta dos. Estos cambios implicaron que la Administración abonara 95 millones de euros adicionales por estos conceptos, según los investigadores.

Además, la UDEF agrega que el «monto del modificado superó al del presupuesto de asignación en 13 expedientes»: «Y, en 10 de ellos, fue superior al 17% del precio original». La Policía adelantó estas cifras porque «se acercaron» al 20%, porcentaje que obliga por ley a solicitar el dictamen obligatorio del Consejo de Estado y que incluso autoriza la rescisión del contrato. “Los proyectos modificados implicaron en la mayoría de los archivos una alteración sustancial del proyecto original en términos de cantidad, calidad y tiempo, lo que llevó a incrementos en el tiempo de entrega”, señala el informe, agregando: “Al final, todo un conjunto de elementos , se puede deducir que debieron celebrarse las supuestas modificaciones de las modificaciones sustanciales o esenciales de los proyectos originales y de los nuevos contratos que incluyan las acciones a realizar ”.

Trabajos adicionales. Otro aspecto analizado es el de las “obras complementarias”: “A diferencia de los proyectos modificados, en los que se sustituye el proyecto original por el reformado, las obras complementarias siempre dan lugar a un nuevo proyecto, independiente del proyecto principal y, en consecuencia, a una nuevo expediente de contratación ”. En total, detectó seis obras complementarias en los seis proyectos por valor de más de 57 millones.

En esta etapa, la UDEF recuerda que las supuestas justificaciones para llevarlas a cabo «por trámite negociado sin publicidad» -que permitía atribuirlas a la misma constructora- «no cumplen con los requisitos legales» y «deberían haber sido las sujetos a contratos independientes y su ejecución no debería haber sido autorizada por un procedimiento negociado ”. Además, es claro que la evaluación de los criterios técnicos de la propuesta presentada por Constructora Hispánica no concuerda con las justificaciones para realizar la obra adicional ”.

Certificaciones finales. La UDEF evalúa las certificaciones finales de los expedientes, donde “14 [de los 23 proyectos] tienen un costo adicional por la obra cercano al límite del 10% del presupuesto de adjudicación que marca la pauta para introducir variaciones sin necesidad de aprobación previa ”. Estos 14 premios suman más de 35 millones en concepto de «adicionales por obra en certificación final». “Existe una persistencia en la inclusión en la certificación final de los contratos por parte del contratista de montos adicionales debido a la alteración del número de unidades efectivamente ejecutadas respecto a las previstas en las medidas del proyecto, lo que representa un gasto cercano a el umbral legalmente autorizado sin especificar la aprobación previa ”, subraya el informe.