Presentado el caso contra Messi y su fundamento por delitos fiscales | Deportes

Presentado el caso contra Messi y su fundamento por delitos fiscales |  Deportes

La jueza de la Audiencia Nacional María Tardón interpuso una denuncia contra Leo Messi, su padre, Jorge Horacio Messi, su hermano Rodrigo Messi y su fundación, por presuntos delitos contables, fraude contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales. “Luego de los únicos trámites que resultaron necesarios y útiles para verificar los hechos denunciados, no se reveló la existencia de cualquier acción penal del imputado”, especifica el orden en que se pronuncia el lugar no temporal.

Más información

En diciembre de 2019, el juez Tardón reabrió el caso contra Messi para citar a Federico Rettori, ex empleado de la fundación y autor de la denuncia inicial, a declarar. Rettori afirmó que el atacante y su fundación utilizaron fondos inicialmente destinados a acciones sociales, pero fueron desviados a otro tipo de actividades privadas o cuentas distintas a las de la fundación.

Específicamente, fue un esfuerzo de colaboración para abordar la mortalidad infantil en Sierra Leona, que iba a ser liderado por la asociación “Por un buen camino”, presidida por Rettori. Finalmente, este proyecto no pudo llevarse a cabo porque el gobierno de Sierra Leona lo paralizó debido a una epidemia de ébola en el país. Sin embargo, Rettori no notificó a la fundación la cancelación del proyecto, y continuó donando en 2015, un año después de su abandono, «para malversar y ocultar fondos para no pagar los impuestos y tasas correspondientes. Integrarse en su patrimonio». ”, Según denuncia de Rettori.

La orden de despido dice que no ha sido posible probar la relación laboral entre Rettori y la Fundación Messi, y que las pruebas aportadas por el querellante no son fiables, todas ellas basadas en artículos periodísticos. «Dada la poca fiabilidad de las aportaciones del denunciante, se acordó realizar una investigación exhaustiva sobre la actuación de la Fundación Leo Messi», dijo el magistrado. Esta investigación, que duró casi dos años, no encontró indicios de delito por parte de los imputados, el atacante del Barcelona, ​​su padre, su hermano y su fundación.

“Teniendo en cuenta la ausencia de prueba de la incriminación, y que al final de los procedimientos de investigación (los únicos que se pueden considerar oportunos), solo se puede estimar que, según lo solicitado por el Ministerio Público, y dado que el La comisión del delito no parece debidamente justificada, procede admitir su sobreseimiento provisional ”, concluye la ordenanza, que indica que este mismo caso permanece abierto ante los tribunales argentinos.

El atacante, que ya se ha librado de la pena de prisión de 21 meses por irregularidades fiscales dictadas por la Audiencia Nacional en 2017 mediante el pago de una multa de 252.000 euros, pone fin a su último caso en España por este tipo de delitos. Por ahora, con su renovación con el Barcelona pendiente de los últimos detalles, Messi está esperando en Rosario tras ganar la Copa América y sin más causa con la justicia española.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en FacebookGorjeoo suscríbete aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *