¿Qué pasa con las chicas y el Gimeno que se escapó?

¿Qué pasa con las chicas y el Gimeno que se escapó?

Este jueves se cumplió un mes desde la desaparición de Olivia y Anna con su padre, Tomás Gimeno, en Tenerife. Un mes de angustia e investigación exhaustiva durante el cual, aunque se encontraron nuevas pistas, no se pudo localizar a ninguno de los tres.


Una carta con olor a despedida, un barco, imágenes captadas por una cámara de seguridad, movimientos de grandes sumas de dinero, una ruptura inigualable … Poco a poco van surgiendo huellas dejadas por el padre de las hijas y que podrían aportar cierta certeza a un evento que ha traspasado fronteras con éxito.

Y es que la desesperación de Beatriz Zimmermann, madre de las hijas de uno y seis años, solo se ha intensificado desde el 27 de abril, último día que supo de sus hijas. El exparejo de Beatriz y padre de las hijas, Tomás Gimeno, no devolvió a las niñas a las nueve de la noche como habían acordado previamente y le aseguró a la madre que nunca los volvería a ver. Fue a partir de este momento que se dispararon las alarmas.

La mujer, que ya había recibido amenazas verbales de su expareja en diciembre, denunció de inmediato la desaparición de sus hijas a la Guardia Civil. Apenas 24 horas después, un bote formado por él y la silla de la niña de un año apareció flotando a la deriva.

Encuentra un dispositivo en Tenerife.
Encuentra un dispositivo en Tenerife.
Henar de Pedro

Aunque el caso se clasificó inicialmente como una desaparición de alto riesgo, se investigó como un posible secuestro por parte de los padres. Sin embargo, todava no descartó ni confirmó hipótesis esto puede explicar cómo, dónde y por qué el padre se llevó a las dos hijas. Hay más incógnitas que certezas, y los detalles de las investigaciones apenas se traspasan, ya que el tribunal mantiene secreto sumario.

Por el momento, este es el progreso hecho por la policía, tras una búsqueda aérea, terrestre y marítima (así como una orden de registro internacional) que continúa hasta el día de hoy.

‘Esquilón’: el barco de Tomás encontrado a la deriva

La Guardia Civil encontró rastros de sangre en el barco de Tomás Antonio Gimeno, en el que fue visto por última vez antes de desaparecer sin estar acompañado en ese momento por sus dos hijas, de 1 y 6 años, también desaparecidas.
La Guardia Civil encontró rastros de sangre en el barco de Tomás Antonio Gimeno.

El primero fue el barco de Gimeno, « Esquilón », un barco de seis metros de eslora que los encontraron flotando, sin ocupantes, ya la deriva frente al puerto de Güímar. También en la misma zona, el buscador encontró un sistema de retención infantil de una de las niñas flotando en el mar. Tras analizar la embarcación, la Guardia Civil encontró rastros de sangre, quien, en pruebas posteriores, confirmó que pertenecía al padre de las niñas.

Grâce aux caméras de sécurité de Marina de Tenerife, ils ont pu voir comment Tomás Antonio Gimeno, 37 ans, était entré et sorti plusieurs fois des lieux avec son véhicule, mais sans ses deux filles, avant que le navire ne prenne la mer pour la última vez. De hecho, en ese momento seguía vigente el toque de queda en Canarias y, según se supo más tarde, el hombre fue puesto a sanción por un oficial, tras atraparlo en el proceso de zarpe alrededor de las 23.15 horas.

Las niñas desaparecidas en Tenerife y su padre, Tomás Gimeno.

También tuvieron el testimonio de un justiciero que presenció como Gimeno Sacó bolsas, maletas y bolsas de ropa de su vehículo., para cargarlos en el barco.

Según la reconstrucción de hechos que realizaron los investigadores a partir de las cintas, estiman que regresó a puerto a las 11:30 p.m. y se dirigió a una gasolinera cercana. Allí compró un cargador de celular y recargó el suyo en el puesto del encargado de la gasolinera, donde permaneció unos quince minutos para zarpar, por segunda vez, a las 12:30 horas del 28 de abril, con destino desconocido. «Nervioso» y «con ganas de salir» al mar. Así lo describió entonces el alcaide.

Aquí es precisamente donde Gimeno pudo haber ido cuando se fue, es lo que están tratando de averiguar los investigadores, cuyo trabajo se ha visto particularmente obstaculizado por la complejidad que implica encontrar el vasto océano.

Transferencia de 55.000 euros

Se decidió seguir los movimientos de la cuenta bancaria de Tomás Gimeno y descubrieron que había realizado una transferencia de unos 55.000 euros, dirigida a una de sus cuentas corrientes justo el día antes de su desaparición con sus hijas. Sin emabargo, Posteriormente, la policía descartó que la medida fuera sospechosa., y los consideró, junto con los demás movimientos seguidos, compatibles con sus actividades comerciales.

Cinco registros en su dirección

Casa donde vivían Tomás Gimeno y sus hijas en Santa Cruz de Tenerife, Canarias (España).
Casa donde vivían Tomás Gimeno y sus hijas en Santa Cruz de Tenerife, Canarias (España).
Europa Press

La Guardia Civil realizó hasta cinco allanamientos en la casa de Tomás Gimeno, ubicada en Igueste de Candelaria (Tenerife).

Sin embargo, no encontraron no hay evidencia concluyente ningún vestigio de relevancia que les permitiera reconstruir las horas anteriores a la desaparición de los tres. Su coche y barco también fueron registrados minuciosamente.

Velero varado en el Caribe

El 20 de mayo surgió una posible pista sobre el destino de Tomás y las niñas. Se detectó una embarcación a la deriva en el Caribe, cerca de la isla de Puerto Rico, y durante unas horas se consideró la hipótesis de que ya estaban considerando que el hombre podría haber llevado a las niñas a América Latina. Luego, la familia renunció a toda conexión con la desaparición.

Adiós a tu pareja y a tus padres

Según informó “Espejo Público”, la novia de Tomás Gimeno habría recibido un paquete de él el mismo día de su desaparición. «No lo abras antes de la medianoche», dictó la nota firmada por «Tomy». De acuerdo con lo que luego relataron en el programa « Antena 3 », la mujer abrió el paquete en cuanto el reloj dio la medianoche, encontrando en su interior «varios miles de euros».

Según los informes, Gimeno también envió varios mensajes a sus amigos y familiares, y sus padres dejaron su auto, comprado el verano pasado. Supuestamente, Tomás habría acudido a sus padres, antes de desaparecer, con los papeles de transferencia firmados para entregarlos.

Un sonar y un robot submarino.

Imagen del barco Ángeles Alvariño se unirá a la búsqueda de chicas desaparecidas en Tenerife esta semana.
Imagen del barco Ángeles Alvariño se unirá a la búsqueda de chicas desaparecidas en Tenerife esta semana.
EFE / Marcial Guillén / Archivos

Un buque oceanográfico y un robot submarino cruzan el Atlántico hacia Tenerife, donde Deben llegar este domingo. Equipado con un sistema de ecosonda multihaz, la nave se unirá, como el robot, en busca de los dos pequeños.

El buque, denominado “Ángeles Alvariño”, pertenece al Instituto Español de Oceanografía, que lo ha confiado a la Guardia Civil. En cuanto al robot submarino no tripulado, ‘Liropus’, es capaz de maniobrar hasta 2000 metros de profundidad y ya se ha utilizado en otras ocasiones, como la observación del volcán submarino Tagoro (El Hierro).

El objetivo ebarrer el fondo marino de la zona demarcada gracias al geolocalizador que obtuvieron al duplicar su mapa móvil solo unas horas después de desaparecer.

Nunca superé la separación

Como se supo esta semana a través de una serie de mensajes publicados por el portavoz de la familia de las niñas, Tomás Gimeno nunca se recuperó de la separación con Beatriz, ni el hecho de que haya hecho una nueva vida con otra persona. Incluso agredió a la nueva pareja de Beatriz, quien presentó una denuncia por malos tratos y amenazas.

En uno de esos mensajes, dijo Gimeno. “Una cosa es salir de la zona de confort y otra es cambiar el continente. Qué fácil es aceptar que pierdes una familia con la que has vivido toda la vida, perder el control de tus hijas «Tomás dijo en uno de los mensajes con los que respondió a una serie de audios de autoayuda enviados por su expareja.

¿Qué hipótesis se consideran?

Hay varias hipótesis que no pudieron confirmar ni descartar después de un mes de investigación.. El peor, al que todos temen más, es al que menos ven. Los familiares no creen que esto haya terminado con violencia, ya que dicen que Gimeno hizo todo lo posible por sus hijas. Además, la madre ya ha señalado que él se comprometió a cuidarlos bien cuando los llamó para decirle que nunca los volvería a ver.

También el portavoz de la familia, miembro de SOS Disparu, Joaquín Amills. Para él «La persona que se va a suicidar no piensa en el coche, la moto, el barco, no le importa todo … él lucha contra la vida, con el medio ambiente y con todos los que le han fallado ”, dijo en una entrevista para“ El Programa de Ana Rosa ”.

Una de las hipótesis consideradas por el entorno de la madre es que el padre pudo haber secuestrado a las hijas y se fue del país con ellas. a latinoamerica, para lo cual promovieron una campaña en redes sociales con amplia difusión nacional e internacional.

Más recientemente, también han explorado la posibilidad de que los hombres y las niñas ellos nunca hubieran salido de la isla 27 de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *