Sierra Bermeja: Un incendio obliga al desalojo de cerca de 800 habitantes de varias urbanizaciones de Estepona | España

Sierra Bermeja: Un incendio obliga al desalojo de cerca de 800 habitantes de varias urbanizaciones de Estepona |  España

Cerca de 800 personas fueron desalojadas a lo largo del jueves por un incendio forestal declarado la noche del miércoles en la Sierra Bermeja, en la Costa del Sol al oeste de Málaga. Los vecinos afectados residen en al menos tres urbanizaciones de los municipios de Estepona (67.000 habitantes) y Benahavís (7.900), pero también se han realizado actuaciones en varias fincas repartidas por zonas rurales en las laderas de la montaña. Las fuertes rachas de viento del oeste, que venían batiendo de forma errática sobre todo desde el mediodía, dificultaron mucho la labor de control de los diferentes frentes sobre los que actuaban las tropas de la Infoca de la Junta de Andalucía.

En español

“Las rachas de 35 kilómetros por hora imposibilitan un pronóstico optimista”, explicaron fuentes de Infoca hacia las 17:00 horas, “se reactivan frentes que se creían extintos o con llamas muy débiles”. El denso humo ha obligado a cortar de forma intermitente la autopista AP-7 a su paso por Estepona a lo largo de la jornada. En las zonas de Huerta Padrón y Peñas Altas, aledañas a las llamas, el aire apenas se respiraba a última hora de la mañana y el ambiente soltaba escamas de ceniza sobre los vecinos que veían avanzar el fuego en los cerros de la zona.

«La gente aquí tiene casas para el fin de semana», dijo Francisco Javier, un vecino de Estepona de 48 años, poco antes de que la protección civil cortara su finca y lo obligara a irse. La comarca, en el valle del río Padrón, concentra un buen número de fincas rurales con autocultivo de vega, en especial frutales y hortalizas de la huerta, como en buena parte de la sierra que corona la Costa del Sol. relacionados con la configuración de villas de lujo y urbanizaciones que marcan la entrada a la montaña. “A medida que estalla el cortafuegos, se come todo”, comentó el hombre, refiriéndose a la cinta en la que se vieron las llamas a poco más de un kilómetro de distancia, “el último gran incendio que hubo (en 2019) entró por allí”.

En vídeo, imágenes de un incendio en Málaga esta mañana. PRENSA EUROPEA (PRENSA EUROPA)

El incendio que amenazaba el importante espacio natural de Los Reales, uno de los últimos reductos del abeto español, una conífera mediterránea autóctona de la región, estalló el miércoles por la noche, alrededor de las 21:30 horas. Los dos primeros focos se detectaron en las comunas de Genalguacil y Jubrique, en medio de la sierra. Sin embargo, el municipio más afectado ha sido Estepona, donde se ubica la mayor parte de las más de 2.000 hectáreas de perímetro que se han intentado controlar a lo largo de la jornada. Casi 300 personas (entre los profesionales movilizados de Cádiz, Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla), 18 camiones de bomberos y hasta 30 aviones y helicópteros participaron en los esfuerzos de extinción. La orografía montañosa, sin embargo, hizo necesario introducir dispositivos manuales en los peores accesos, que cortaban el suministro de agua por tierra.

La consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, calificó de «muy llamativo» el origen del incendio, que pudo haber sido provocado: de noche y con dos focos lejanos pero simultáneos. Un tercer brote se detectó en la mañana detrás de un zoológico en Estepona, a varios kilómetros de los puntos iniciales. En 2019, un accidente de combustible en una granja apícola provocó un incendio en la misma zona que quemó más de 300 hectáreas a mediados de agosto.

La gran mayoría de los residentes afectados pudieron mudarse con familiares u otros hogares. Menos de 20 personas han tenido que pernoctar en las instalaciones habilitadas en el polideportivo El Carmen de Estepona y el Palacio de Congresos de Benahavís. El humo se extendió desde la montaña hasta la costa y se hizo visible desde Málaga y La Línea, en la vecina provincia de Cádiz. Imágenes de satélite mostraron cómo la nube se desplazó hacia el suroeste durante la tarde, hasta cubrir el mar de Alborán, entre la costa de Almería y Melilla.

A las 3:30 p.m. de este jueves, la policía llamó a la puerta del departamento de Víctor y Lorena. La joven de 25 años comenzó a llamar al 112 alrededor de las 11 p.m. del miércoles, cuando el fuego comenzó a devorar la montaña fuera de su ventana. “Todos decían que estaba bajo control o que estaba demasiado lejos y que no iba a pasar”, dice Víctor, de 34 años, “y de repente nos teníamos que ir, que no era inminente que nos íbamos a quemar, pero que teníamos que irnos, nos dieron unos minutos para captar lo importante ”.

“Llegué a casa del trabajo a las 10:30 pm y ya había cenizas en el camino”, dice Sabrina, una farmacéutica de 32 años. En ese momento, Víctor y Lorena ya estaban barriendo la casa: «Ya olía a quemado, y abriste la puerta y del viento trajo la ceniza». Hasta 400 habitantes han sido desalojados de las urbanizaciones de la comarca, pero solo una veintena han pasado la noche en el pabellón El Carmen, en Estepona, donde el ayuntamiento ha colocado una serie de alfombras en el suelo del polideportivo y ofrecido duchas. a las víctimas.

“Cogí mis papeles, mi gato y ya está”, explica Sabrina, “cuando salí cogí el uniforme y lo cogí, lo vi ahí y no sé ni por qué, no sé qué estaba pasando por mi cabeza, mi corazón iba a un kilómetro por hora, estaba hiperventilando todo el tiempo «, comenta la joven mientras desayunaba en una cafetería cercana al complejo deportivo donde pasaba la noche. Esta es la primera vez que siéntate a charlar con tus vecinos, que solo llevan seis meses viviendo en el edificio. «Este pueblo debió de haber sido incendiado para obligarme a hablar con alguien. Uno», bromeó la joven.

El edificio en el que viven, Las Abejeras, una de las fincas afectadas, es un enjambre de apartamentos entre cuyos vecinos se encuentran extranjeros y españoles que tienen una segunda casa de vacaciones en Estepona. También parejas y jóvenes que se hayan afincado en la localidad por trabajo o residencia. Como en el caso de Víctor y Lorena, el 112 respondió desde las 21:37 horas del miércoles a más de 140 llamadas que avisaban del incendio, por lo que el Centro Operativo Provincial (COP) de Infoca, los bomberos de Málaga, fue la emergencia del grupo. informado de Andalucía (GREA), Guardia Civil, Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil de Estepona. El Nivel 1 se activa en incendios que pueden ser controlados con los medios de extinción previstos en el Plan Infoca, se espera, por su posible evolución, que requieran la implementación de medidas de protección a las personas y bienes no forestales. .