Teletrabajo: diferentes equilibrios | Opinión

Teletrabajo: diferentes equilibrios |  Opinión
Una persona teletrabaja desde su casa en Madrid.Efe

Más información

Una de las consecuencias sociales y sociales generadas por la pandemia del covid-19 ha sido la introducción drástica y forzada del teletrabajo. A principios de 2020, empresas de todos los tamaños tuvieron que reaccionar de forma brutal para organizar la continuidad de su actividad con la mayoría –o todos– de sus empleados fuera de su lugar de trabajo habitual. También hicieron esto sin saber cuánto tiempo duraría esta situación, qué dificultades operativas inesperadas encontrarían o cómo esta situación afectaría su negocio. Y si es cierto que el teletrabajo, incluso parcial, ya llevaba años implantado en determinadas partes del tejido económico productivo, lo que era una tendencia de futuro con perspectiva de implantación indefinida, entonces había que introducirlo de forma generalizada. camino.

Un año y cuatro meses después de la declaración del estado de alerta en España, es evidente que en muchos sectores no se volverá a la situación de antes de la pandemia. En el camino, se ha aprobado un nuevo marco regulatorio, y el tejido productivo ha ido tomando la medida de lo que trae y lo que queda del teletrabajo. Cada actividad es diferente y logra un equilibrio entre ventajas y desventajas para las empresas y los trabajadores.

El teletrabajo reduce costos, facilita la reconciliación familiar, aprovecha el talento distante y reduce los viajes, lo que se traduce en un gran avance contra el cambio climático. La presencia facilita la comunicación, agiliza los procesos, en muchos casos conduce a una búsqueda espontánea de mejores soluciones a través de la interacción fluida, y elimina los posibles efectos no deseados de períodos prolongados de actividad solitaria. El peso de los factores cambia según la actividad. Dado que la fuerza laboral es numerosa, no hay respuestas precisas y rápidas. En un marco regulado general, se explorarán nuevos equilibrios. Sopesar los pros y los contras dará resultados diferentes, pero está claro que se están abriendo nuevas y emocionantes oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *