¿Tendremos que acostumbrarnos a mezclar vacunas? Es «razonable» y «habitual» en salud animal

¿Tendremos que acostumbrarnos a mezclar vacunas?  Es "razonable" y "habitual" en salud animal

Ahora que los casi 1,7 millones de trabajadores esenciales menores de 60 años que recibieron la primera dosis de AstraZeneca y en estos días tienen que optar por completar su modelo entre Pfizer (como recomienda la Consejería de Sanidad para minimizar el riesgo de trombos) o AstraZeneca (como recomienda la Agencia Europea del Medicamento y comunidades como Madrid, Andalucía o Galicia), puede que haya llegado el momento de repasar lo que sabemos pautas de vacunación heterólogas, es decir, mezclar picaduras contra el mismo virus.


Según los expertos en inmunología, la combinación de vacunas puede provocar una respuesta más fuerte y duradera, así como proteger contra nuevas variantes del virus. Además, facilitaría la distribución de dosis entre países.

Cada año se vacunan contra influenza En España, alrededor de 5,5 millones de personas en riesgo (ancianos, embarazadas y trabajadores sanitarios, principalmente), es decir, el 54,2% de los mayores de 65 años y el 19% de los mayores de 15 años, según los datos. del INE. Sin embargo, hasta ahora nadie había pensado en considerar si la vacuna de un año fue desarrollada por el mismo farmacéutico o con la misma tecnología que se le había dado en años anteriores. Y es que, hasta ahora, no hemos conocido una campaña mundial de vacunación seguida casi minuto a minuto por la comunidad científica, los medios de comunicación y la población.

Según Isabel Sola, codirectora del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, mezclar vacunas es «una idea razonable«En los últimos años, de hecho», ha usual«en la búsqueda de vacunas para las enfermedades de salud animal.

El científico, que está desarrollando una de las tres vacunas covid-19 en preparación en España, explica que mezclar diferentes sueros es especialmente útil con vacunas de vectores virales (como AstraZeneca o Janssen) y explica por qué: «Por lo general, la segunda dosis no es el mismo vector viral porque el régimen heterólogo funciona mejor que el régimen homólogo., porque las vacunas que son vector viral portan un vehículo que es el adenovirus y este vehículo lleva información de la proteína « S » del coronavirus como pasajero, pero cuando esta se le da a una persona, el sistema inmunológico detecta algo extraño que es tanto la proteína «S» como el adenovirus y genera una respuesta inmune contra él. Y, al dar la segunda dosis, lo que sucede es que si ya existe una respuesta inmune contra el vehículo, tampoco puede encenderse porque el sistema inmune se lanza contra él. Digamos que el vehículo, con la segunda dosis, no puede entregar al pasajero que se suponía debía entregar porque antes el sistema inmunológico ya lo había neutralizado. Por eso La información debe presentarse de dos formas diferentes para lograr la máxima eficacia.«.

La vacuna rusa Sputnik, «utiliza dos adenovirus diferentes, 26 en la primera dosis y 5 en la segunda», que es similar a un régimen heterólogo.

Isabel Sola señala que por esta razón, la vacuna rusa Sputnik «utiliza dos adenovirus diferentes, 26 en la primera dosis y 5 en la segunda «.

Por otro lado, combinar vacunas de la misma naturaleza, como AstraZeneca y Janssen, “no tendría el mismo sentido”. En ese caso, no esperaría obtener ningún beneficio, pero la respuesta sería similar a administrar AstraZeneca dos veces o Janssen dos veces, dice.

En una nota relacionada, el presidente de la Asociación Española de Vacunas, Amós García, también habló el pasado viernes en una entrevista en el canal 24 de TVE, en la que dijo que «probablemente el mensaje no se transmitió correctamente que lo que parece desconocido, a saber, la posibilidad de administrar Pfizer como segunda dosis, no es una práctica inusual en el mundo de las vacunas. Aplicar pautas heterólogas, es decir, usar diferentes vacunas en la misma persona para prevenir enfermedades, es una práctica frecuente de la medicina y ya la usamos en nuestro país contra ciertas enfermedades«.

Ya probado en ensayos de VIH

la VIH, el virus que causa SIDAEs «complicado» y la ciencia aún tiene que desarrollar una vacuna que funcione. Sin embargo, la experimentación también se ha dirigido hacia la combinación de vacunas. “El modelo heterólogo es el que mejor funciona”, dice el científico del CSIC. El Dr. Pierre Meulien, Director Ejecutivo de la Iniciativa de Innovación Europea (IMI), habló con el mismo espíritu en la revista de investigación de la Comisión Europea Horizonte: «Esta no es una forma de pensar completamente nueva. Tenemos décadas de experiencia en (trabajos) preclínicos y clínicos, particularmente en VIH, utilizando estos enfoques».

¿Qué hay de nuevo en la situación provocada por la coronavirus? Sola afirma que «todas las vacunas que se habían probado hasta ahora solían combinar ADN con un vector viral», pero ahora está entrando en escena un nuevo componente: las vacunas basadas en ARN mensajero, como los ya aprobados por Pfizer / BioNTech y Moderna, o CureVac bajo revisión. Por ello, el científico destaca «la necesidad de que los ensayos clínicos confirmen» la seguridad y eficacia de las combinaciones con estas nuevas vacunas.

Estudios en curso

Reino Unido un estudio iniciado en febrero para evaluar cuatro combinaciones diferentes de vacunas Pfizer y AstraZeneca cuyos resultados preliminares mostraron que los efectos secundarios eran más frecuentes, aunque leves. “(Este estudio) parecía muy oportuno porque permitió más flexibilidad para tener vacunas y porque la dieta heteróloga puede funcionar mejor que la contraparte, esto es lo que se vio en experimentos con animales.

Imagen de archivo de un cartel que apunta a un centro de vacunación en Londres.

Con una muestra más pequeña, el Instituto de Salud Carlos III de España compararon la administración de una dosis de AstraZeneca con una de AstraZeneca y una segunda de Pfizer y los resultados preliminares también mostraron que los efectos secundarios eran los ya observados (dolor de cabeza y malestar, también leves) y que la respuesta inmune fue mejorada.

La semana pasada, el Reino Unido, uno de los países con la campaña de vacunación más avanzada, anunció que estudiaría a 3.000 personas vacunadas con AstraZeneca y Pfizer (las dos vacunas que usaba). tercera dosis de refuerzo de siete compañías farmacéuticas diferentes para proteger a los más vulnerables al covid para el próximo otoño.

Tercera dosis

En la actualidad, solo los casi dos millones de trabajadores esenciales se han encontrado en la posición de tener que, si así lo desean, combinar vacunas. Pero tal vez esta situación se repita a una población más grande el próximo otoño. Ya están Pfizer y Moderna, las empresas que plantearon la necesidad de una tercera dosis mejora.

Preguntada sobre esta cuestión, Isabel Sola afirma que tendremos que acostumbrarnos al coctel de vacunas, «siempre con un ensayo clínico entre las dos que confirme con evidencias una hipótesis muy razonable» dado «el conocimiento previo que tenemos en el camino. que, prosigue, “no quiere decir que se pierda nada, al contrario, la efectividad podría ser mejor, pero hay que demostrar que la efectividad de cada combinación en particular es al menos la misma o mejor y la seguridad, que es lo que exige cualquier vacuna. «

«Pensar que se puede erradicar como la viruela es un escenario menos realista»

La bióloga agrega que considera que la vacuna covid, en el futuro, si se requiere reinmunización, administrarse de manera polivalente, es decir «que en una misma vacuna se protege frente a varios virus, como la gripe o el coronavirus», como se hace con otras vacunas como las del calendario infantil (la triple viral, por ejemplo).

Dado que el SARS-CoV-2, el virus que causa el covid-19, infecta asintomáticamente y también tiene reservorios en la naturaleza (murciélagos), de los cuales emergen coronavirus muy similares «.pensar que se puede erradicar como la viruela es un escenario menos realistaAdmite Sola, que cree que «habrá que pensar que a medida que aumente la inmunidad en la población, se logrará un equilibrio de fuerzas como con otros coronavirus que a nadie le importan y que ni siquiera tenemos que vacunarnos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *