Tenis en Tokio, un horno entre las cigarras | Juegos Olímpicos 2021

Tenis en Tokio, un horno entre las cigarras |  Juegos Olímpicos 2021

A falta de público, la banda sonora de las cigarras suena en Tokio. El reloj marca el mediodía y Alejandro Davidovich se va a la zona mixta satisfecho porque acaba de firmar su primera victoria olímpica, ante Pedro Sousa (6-3 y 6-0). El malagueño, siempre espontáneo, queda impresionado por el ruido ensordecedor que emiten los insectos, un traqueteo constante e invasivo que acompaña el desarrollo de los partidos, e incluso esquiva el alto borde que delimita los cuatro muros de la muy vertical pista principal. La arboleda que rodea Ariake Tennis Park proporciona algo de sombra, pero el termómetro marca 35 grados y la humedad es cercana al 80%. El primer día de competición es un vistazo de dónde se llevará a cabo el torneo, un auténtico callejón sin salida.

Más información

«Me ves, he sudado tanto que ahora no puedo ni quitarme la camisa», le dice a este diario Davidovich, empapado de arriba a abajo y todos los músculos de los cuales están marcados por la ropa pegada, hijo de boxeador. ruso. «No, no tuve contacto con los del boxeo, pero tuve contacto con los de balonmano y baloncesto», confía en su primera aventura olímpica, una escala única y especial «para él en temporada alta que empezó a mostrar su real». dientes, con ganas de golpear fuerte y subir; Ya es el 35 del mundo, pero la ambición le exige mucho más y él, de 22 años y con mucho que ofrecer, exige: “Vine aquí con mucha fuerza, para todos.

Afortunadamente, el andaluz abrió por la mañana y otros como Roberto Carballés o Pablo Andújar fueron superados por la pandilla más hostil. El primero despide al georgiano Nikoloz Basilashvili (6-3 y 6-2) y el segundo al francés Hugo Humbert (7-6 (3) y 6-1). España perdió luego estos dos balones en el área masculina, aunque Pablo Carreño logró progresar, aprovechando el equipo de la tarde (7-5 ​​y 6-2 a Tennys Sandgren) debido a la ligera nubosidad que las corrientes de aire caliente , citado en la siguiente parada con Marin Cilic. “Tuve suerte con el calendario, pero es difícil jugar en estas condiciones. Nunca estás cómodo, pero en otros lugares como Río hay aún más humedad ”, subraya el asturiano.

Tokio no es Australia ni Nueva York, pero el calor alcanza niveles similares. “Es diferente, en Melbourne es más seco y aquí es muy húmedo. Estoy empapado, no he dejado de sudar desde que salí a la pista. Das dos pasos y ya tienes tu ropa de zorro ”, continúa en una impresión no solo compartida, sino acentuada por Paula Badosa, que comenzó con un pie torcido pero luego se corrigió para ganar en 2h 45m a Kristina Mladenovich (6-7 (6-7). 4), 6-3 y 6-0) a primera hora de la tarde.

Clima tropical y cemento

“Creo que nunca he jugado en condiciones tan extremas, pero me adapté muy bien. Hace mucho calor, pero sobre todo vemos la humedad que me está matando. Te deja muy exhausto ”, dijo el catalán a EL PAÍS, que se enfrentará al polaco Iga Swiatek en la segunda ronda, la octava del circuito. «Físicamente ha crecido mucho, y en días como hoy eso marca la diferencia», desliza su entrenador, Javier Martí.

Tras ganar su debut en dobles, Carla Suárez y Garbiñe Muguruza (6-3 y 7-6 (4) ante Alison van Uytvanck y Elise Mertens) se refrescan antes de dirigirse a la zona mixta. Y ambos están involucrados. «Sí, eso no es lo más agradable», añade el canario. “Aquí parece Cincinnati o Miami. Es ese calor pegajoso que te hace sudar y te deja un poco chof, tipo tropical ”, describe el segundo, que más allá de la temperatura incide en otro factor relevante del torneo, la ausencia de público. Luego de un cuarto de reencuentro con la afición, más o menos dependiendo del país y sus respectivas restricciones, pero con la gente de todos modos, los stands japoneses vuelven a mostrar cemento y plástico.

Carla Suárez y Muguruza este sábado en su debut en dobles.
Carla Suárez y Muguruza este sábado en su debut en dobles.EDGAR SU / Reuters

«La principal diferencia que noto respecto a los Juegos de Río es que no hay público», dijo Muguruza, cara a cara con Kudermetova (española) en la primera hora de este domingo. “Desafortunadamente, nos acostumbramos a esta situación, pero necesitamos personas, todavía te están presionando y ayudándote. Lo extrañamos mucho, el deporte necesita a la afición ”, abunda Suárez, que debutará incluso antes ante el tunecino Ons Jabeur – Sara Sorribes es la más madrugadora, ante Ashleigh Barty – y que bromea cuando le dicen que el 70% de los jugadores entre las dos mesas, son nuevos en la reunión. “Me dice que ahora soy mayor, que soy parte de los veteranos, pero es normal, el ciclo del deporte”, concluye mientras Novak Djokovic ya ha vencido sin problema a Hugo Dellien (doble 6-2).

«El Aficionados son un elemento clave, la multitud, su energía. Pero incluso y todos, estos son Juegos ”, subraya el místico Nole mientras las cigarras suenan y suenan, vagando que deambula entre las ramas. “Y así todo el día, de la mañana a la noche … Aunque no haya problema: como es igual todo el tiempo, no nos hace daño. En la pista, simplemente hacemos lo nuestro ”, concluye Carreño.

Suscríbete aquí a nuestro boletín especial de los Juegos de Tokio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *