julio 15, 2024

Un Almería por suerte se enfrenta a un Athletic feliz | Fútbol | Deportado

No hay equipo más desafortunado que el Almería, que puso un obstáculo ante el temible Athletic. Pero la oportunidad más clara de ganar llegó en el minuto 88, cuando, con un jugador de menos en el campo, y con su rival Volcado, se produjo un contragolpe gestionado a la perfección por Melero. En el pase filtrado lo controló Maresi, con lo que Unai Simón estuvo tan grande que intentó afinar demasiado rápido y remando rompió el palo por fuera. Así fichó por el Victoria por primera vez con la selección andaluza.

0

Luis Maximiano, Aleksandar Radovanovic, Edgar González, Marc Pubill, Álex Centelles (Bruno Langa, min. 65), Lucas Robertone, Dion Lopy (Gonzalo Melero, min. 47), Sergio Arribas (Embarba, min. 66), Ramazani, Iddrisu Baba y Lozano (Marezi, min. 66)

0

Unai Simón, De Marcos, Yeray, Aitor Paredes, Yuri, Unai Gómez, Ruiz de Galarreta (O. Sancet, min. 66), Berenguer (Malcom Adu, min. 73), Vesga (Ander Herrera, min. 66), Williams y Villalibre (Raúl García, min. 45)

goles

Árbitro Víctor García Verdura

Tarjetas amarillas Ramazani (min. 26), Marc Pubill (min. 33), O. Sancet (min. 84) y Gonzalo Melero (min. 89)

El Athletic quiso imponer su grito desde el principio, pero el técnico le dio una respuesta almeriense, que atenuó los impulsos visitantes en tres Ligas consecutivas, para responder a los que habían tenido a los bilbaínos en disparidad fuera del área. Está claro que el equipo de Garitano, como indica su clasificación, no se fue muy lejos a la hora de abrir sus líneas al rival, aunque, tras la larga lesión de Luis Suárez, podrá contar con un central delantero específico. Choco Lozano, en la tu línea.

Los impulsos americanos se dejaron persuadir por la velocidad de la primera parte, y el Athletic se giró hacia un lado del juego, pero sus errores estuvieron en el centro del campo, donde Vesga y Unai Gómez circularon imprecisos con el balón en los pies y sus errores repercutieron en el campo. Distribución hacia la zona caliente. Con todo, Iñaki Williams logra desvelar una acción que realizó en una estancia en Villalibre. Maximiano acertó bien en su entrada y los de Valverde vieron la mejor ocasión de gol seguido en la cabeza de Paredes, en un saque de esquina, que el base almeriense quiso parar al palo.

Luego respondió Lozano con otra raya, que llegó muy centrada, fácil para Unai Simón. La primera parte acabó con este susto para el Athletic, y la segunda empezó con otro más gordo para el Almería, que se marchó con diez, tras la segunda tarjeta amarilla a Ramazani por una entrada a De Marcos, que bien pudo obviar. Fue casi una autoexpulsión.

Garitano mandó desandar las líneas y el Almería lo hizo muy bien, concediendo muy poco al Athletic, que jugó a un ritmo más lento de lo habitual, ya que los cambios en la alineación no parecían demasiado lentos. De todas formas, los bilbaínos se incrustaron en la zona de su rival y fueron bombardeados por las bandas.

Su mejor ocasión llegó en un remate de cabeza de Raúl García que impactó contra el palo. Casos en el próximo partido el Almería puede ganar el partido en contra, pero el toque puede estar esta vez.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.