Un orgullo que reivindica la valentía de drag queens y travestis | Madrid

Un orgullo que reivindica la valentía de drag queens y travestis |  Madrid

Pequeñas banderas arcoíris y brazaletes se venden por un euro en la Plaza Pedro Zerolo, en el corazón del barrio de Chueca. El calor de la tarde invita a beber latas de cerveza, que la gente compra en los supermercados que rodean esta festividad que comienza con el pregón del orgullo. No hay música, pero los altavoces manuales animan a los grupos de baile de pie, animados por el ambiente veraniego, pero flanqueados por patrullas policiales que se aseguran de que no haya incidentes. Este año se honra a quienes han exhibido públicamente en lugares, a veces clandestinos, luchando contra una sociedad que muchas veces no entendía su forma de expresarse. Y que tuvieron que sufrir «malos tratos policiales», dice la nota de prensa de Mado 2021. Son las travestis, las travestis, drag queens y drag kings quienes con su carácter explosivo reivindicaron la diversidad y alegría del colectivo LGTBI +.

Más información

Dos amigos pasan la tarde alrededor de la fuente de la plaza. Se trata de Jaime Fernández y Brian Sánchez, de 36 años. Para ellos el drag queens Son iconos que han sabido luchar contra todos los prejuicios y declararse fans de esta personalidad que cada vez atrae más a un público más amplio con sus espectáculos. “La gente no se da cuenta de que está presente en todos los conflictos. Marsha P. Johnson era una transexual que reivindicaba esa figura. No es exagerar quién eres, sino que te expresas con lo que te gusta y te malinterpretan con esa normalidad de ser hombre o mujer cuando se trata de una estructura social ”, dicen. Para ellos, representaron al grupo desde su arte, con conocimientos en maquillaje, moda, canto que supieron exponer al mundo. «A todos nos gustan porque justifican nuestras 24 horas colectivas», dicen.

La proclamación se ha grabado para su distribución. en línea y así evitar las multitudes debido a la pandemia. Ha sido presentado como en otras ocasiones por El plexy, quien recordó la dificultad de abrir el camino a la aceptación del mundo arrastrado. Poder de Chumina También estuvo presente y señaló que ya había artistas travestis hace un siglo y bajo la Segunda República Española, pero su presencia fue invisible durante el franquismo. “Este orgullo va para ella. Siempre estamos ahí para no olvidar ”, dijo el artista. Nacha la Macha dedicó su discurso a los travestis de los años setenta, que debían enfrentarse a un público «a veces cómplice y a veces agresivo», pero que conquistaron la revolución «siendo ellos mismos». En la misma línea, el arrastrado Sandra Lo ve Recordó que antes eran «bufones y burlas», pero poco a poco las cosas fueron cambiando. El terremoto de Alcorcón sacó a la luz el momento en el que mucha gente acudió al local de la travesti «por curiosidad y curiosidad» y que esto normalizó el grupo.

Un grupo de mujeres trans continúe disfrutando de su orgullo antes del anochecer. Para que puedan promover este colectivo, tienen que pasar por la premisa de que «en la diversidad, son personas». Ellos no quieren ser etiquetados drag queen. “Puedes vernos, puedes decir que somos chicas trans. Los gays van sin prejuicios ni tabúes y nosotros, por nuestra forma de manifestarnos con plumas y lentejuelas, parecemos inmorales cuando todo el mundo admira los carnavales en Brasil ”, dice Fabiola, que piensa que todavía hay motivos para marcar a las personas en las escuelas con un orientación. está fuera de lo común.

Raiza Rodríguez, esposa trans que lleva 17 años en Madrid, pero es de Perú, cree que hay mucho más por hacer y que el colectivo drag ha sido la representación de todos. “En Perú sigue siendo tabú y siempre agradeceré a España por darnos tanta libertad a todas las chicas y la libertad de seguir adelante”, concluye esta maquilladora.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter en Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *