Una nueva técnica permite el nacimiento de dos pandas en el zoo de Madrid | Ciencias

Una nueva técnica permite el nacimiento de dos pandas en el zoo de Madrid |  Ciencias

El pasado lunes nacieron dos crías de panda en el Zoo Aquarium de Madrid. Este hecho fue posible gracias, entre otras cosas, al desarrollo de un procedimiento del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (INIA-CSIC). Estos investigadores consiguieron obtener del macho el esperma con mayor capacidad de fecundación, denominado Bing xing, y también han creado un medio específico para su mantenimiento y supervivencia, gracias a componentes como azúcares y aditivos, desde el momento en que se toma la muestra hasta la inseminación artificial.

MÁS INFORMACIÓN

Julián Santiago Moreno, uno de los investigadores que participó en el estudio y director del Laboratorio de Espermatología y Criopreservación de Especies Silvestres y Razas Amenazadas del INA-CSIC, explica que el proceso reproductivo de esta especie es muy complejo cuando vive en cautiverio y por tanto es necesario que sea asistido y que se cumplan determinadas condiciones. “Estos animales tienen solo un celo por año y el margen para inseminar el esperma es de unas pocas horas; debe adaptarse en el momento de la ovulación de la hembra ”, explica. Su equipo tuvo la tarea de recolectar el esperma, que luego fue congelado para su posterior procesamiento y, finalmente, inseminado en el intrauterino femenino.

Los investigadores tuvieron en cuenta que el macho tenía 21 años, una edad muy avanzada para esta especie, a la hora de planificar la técnica a seguir. Los espermatozoides del individuo, confirma Santiago Moreno, tenían muy poca resistencia a los procedimientos normalmente utilizados en reproducción asistida, por lo que crearon un ambiente específico con características y condiciones específicas para poder mantenerlos. A ello se ha añadido un método específico de selección de estos espermatozoides que se ha desarrollado en investigaciones anteriores y que es diferente a los métodos habituales utilizados en otras especies.

El proceso completo de cría comenzó el 13 de abril cuando la hembra, llamada Hua Zui Pa, Yo tenía 17 años. Para lograr todo esto se necesitaba un equipo multidisciplinario: los veterinarios propios del zoológico, encargados de la anestesia para la extracción e inseminación de espermatozoides, así como la recolección de sangre y orina para procesos hormonales; en colaboración con el Departamento de Fisiología Animal de la Facultad de Veterinaria de la UCM, encargado del análisis hormonal de animales; y miembros del Laboratorio de Espermatología y Criopreservación de Especies Silvestres y Razas Amenazadas del INA-CSIC, dedicado al proceso puramente reproductivo.

Tras una gestación normal sin alteraciones, los cachorros pesaron 171,4 y 137,4 gramos y aún no se conoce su sexo, ya que aún no tienen características sexuales marcadas. Es la segunda vez en la historia de este parque madrileño que se produce un nacimiento de gemelos. Los veterinarios del Zoo Aquarium, así como dos especialistas chinos de la Chengdu Panda Breeding Station, están a cargo del seguimiento perinatal de estos nuevos pandas.

Aunque esta técnica de mantenimiento y selección del semen se puede aplicar únicamente al oso panda, Santiago Moreno plantea que se trata de una base común que luego, con variaciones sustanciales tras estudios de investigación, se podría aplicar en otros animales, como el urogallo cantábrico, Entre otros. Actualmente, el laboratorio que dirige se encuentra en proceso de mejorar los procedimientos de reproducción de esta especie en inminente peligro de extinción. Todo ello implica no solo tecnología para el desarrollo de técnicas, sino también para analizar «cómo las hormonas y el entorno influyen en la resistencia de los espermatozoides y del individuo».

Puedes seguir LA MATERIA para Facebook, Gorjeo y Instagramo suscríbete aquí para recibir nuestro boletín semanal.