Villarejo vincula a Rajoy con el espionaje de Bárcenas, dice que consultó información «fuera del circuito oficial»

Villarejo vincula a Rajoy con el espionaje de Bárcenas, dice que consultó información "fuera del circuito oficial"

«El barbas», «el Asturiano» … son algunos de los apodos con los que, según la fiscalía, el excomisario José Manuel Villarejo se refirió a Mariano Rajoy. Pero este jueves, en la comisión de investigación de Operación Cocina en el Congreso, Villarejo no usó apodos, pero apuntó directamente al expresidente: Según su testimonio, Rajoy tuvo conocimiento del operativo y lo contactó por teléfono. Al menos esa era la versión del comisionado retirado de la cocina, un supuesto complot parapolicial en el que la dirección del Ministerio del Interior de Fernández Díaz presuntamente utilizó fondos destinados a espiar a Luis Bárcenas y robar información sensible sobre las finanzas. del PP. Rajoy, de momento, no está imputado en la investigación.

En su declaración ante la comisión parlamentaria que investiga el asunto, el excomisario argumentó que Rajoy Te hubiera contactado varias veces conocer, «fuera del circuito oficial», información. Ante las preguntas de Macarena Olona, ​​de Vox, incluso dijo que tendría un teléfono directo para contactar con el expresidente, aunque en anteriores ocasiones el excomisario ha dicho que nunca había hablado directamente con Rajoy. «El Sr. Rajoy me contactó, había un teléfono que comenzó con 650 y terminó en 10, donde me hacía preguntas por mensaje ”, lanzó preguntas de Macarena Olona, ​​de Vox, a quien también explicó que estos mensajes eran“ monosilábicos ”.

Villarejo dijo que incluso se enojó cuando tuvo que enviarle información directamente al expresidente de que ya estaba tratando con otras personas: Francisco Martínez, número 2 de Fernández Díaz adentro, y María Dolores de Cospedal, secretario general del PP entre 2008 y 2018 y exministro de Defensa. Ambos, según su versión, le transmitieron «las preocupaciones del Primer Ministro». Esto si solo el primero se carga en la cocina.

En su declaración al juez en septiembre pasado, Martínez dio a entender otro de los nombres que Villarejo mencionó el miércoles: el exministro Jorge Fernández Díaz, también imputado. «Yo sabia mas que yo«, Dijo Manuel García-Castellón al juez de la Audiencia Nacional. El exjefe de Gobernación, en cambio, negó tener conocimiento del operativo cuando declaró y, además, cuando tuvo un tenso enfrentamiento con Martínez de frente». del magistrado, que decidió requisar su móvil para comprobar si había algún mensaje para demostrar su participación.

Además de Cospedal, Martínez y Fernández Díaz, Villarejo también dejó caer que la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, estaba al tanto del espionaje de Bárcenas, ya que la CNI, que dependía de ella, habría tenido conocimiento del operativo. , según Villarejo. Como dijo, la cocina se consideró «una operación de inteligencia«, no sólo por la supuesta información que tenía Bárcenas que podía perjudicar al PP, sino también porque era algo que» podía comprometer a las altas instituciones del Estado «. La CNI ha trabajado en este tema ”, dijo.

Además, el excomisionado argumentó que la CNI se volvió hacia él para capturar a Sergio Ríos, El conductor de Bárcenas, al que habrían conseguido convencer con 2.000 euros mensuales pagados con fondos reservados y la promesa de un puesto en la Policía Nacional. «Tenía la capacidad de capturar fuentes humanas y ganarme su confianza», dijo. Eso sí, inmediatamente después, rechazó que Cospedal le hubiera dado algún trabajo a pesar de que Andrés Gómez Gordo, el exjefe de seguridad del exministro, era quien se había «preparado» para el encuentro Villarejo con Ríos.

En la comisión, Villarejo también relató sus propias vivencias en prisión. La Audiencia Nacional aceptó su liberación en marzo, tres años después de su ingreso. A la salida, con su mítico parche en el ojo -que hoy no usó- ya dijo que había sido víctima de malos tratos. Este miércoles lo volvió a hacer. «[He sobrevivido] porque estoy convencido de que vivimos en un estado de derecho, aunque me hayan desvestido y He vivido con un esquizofrénico «, ha añadido. En este punto llegó para asegurarse de que intentaron envenenarlo con «una sustancia» que le dio un shock anafiláctico. “Pero aguanté”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *