Vox provoca una nueva suspensión del pleno en Ceuta al acusar a diputados musulmanes de «pro-marroquíes» | España

Vox provoca una nueva suspensión del pleno en Ceuta al acusar a diputados musulmanes de "pro-marroquíes" |  España

No pasó una hora en el pleno de la Asamblea de Ceuta hasta que Vox volvió a provocar su suspensión tras acusar a dos diputados de «promarroquíes» por el simple hecho de ser musulmanes. La acusación desató un tenso y amargo debate que llevó al presidente de la ciudad autónoma, Juan Jesús Vivas (PP), a cancelar tanto la sesión prevista para el lunes como la prevista para el martes. Tras tomar la decisión, Vivas incluso mostró su voluntad de «dimitir», si eso dificulta la reanudación del orden en la Asamblea. Estas dos nuevas suspensiones se suman a la que ya se produjo el 27 de mayo cuando el partido de extrema derecha irrumpió en otro pleno por las mismas acusaciones, aunque en esta ocasión la sesión se retomó más tarde.

Más información

La confrontación verbal se produjo justo cuando los diputados estaban inmersos en el debate de una propuesta presentada por Vox para el pin parental. El portavoz en Ceuta del partido de extrema derecha, Carlos Verdejo, se dirigió a Fátima Hamed, líder del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDYC) para acusar: «Nuestra convivencia está rota porque tú y los marroquíes estáis en esta Asamblea». A pesar de las intervenciones de Vivas y Hamed para condenar las declaraciones, Verdejo se reafirmó en su ataque durante una intervención posterior, y el presidente terminó suspendiendo la reunión. La anulación se hizo definitiva tras una reunión extraordinaria de portavoces en la que el PP, el PSOE y la Coalición Caballas votaron a favor de la medida, y solo el MDYC prefirió continuar la reunión.

Verdejo acusó a Hamed, Caballas y miembros del PP de ser «pro-marroquíes». «Quieren que esta ciudad parezca una provincia marroquí», dijo, en una discusión muy similar a la sesión anterior que también estalló el 27 de mayo. «Todos los miembros de esta Asamblea somos y nos sentimos españoles», respondió Vivas. Hamed fue más inflexible: “Es ridículo y espantoso cuestionar la nacionalidad de las personas debido a su denominación religiosa, ¿es por eso que quieres el pin de los padres? (…). No soy su modelo por ser español. Los musulmanes que amas son los que limpian tu mierda o los que hacen el trabajo por ti sin registrarse. Pero la esclavitud se acabó ”.

«Tensión y tensión»

Ante el clima de «tensión y tensión» que se genera, tal como lo definió poco después la mesa de la Asamblea, Vivas ha optado por que la suspensión afecte tanto a la reunión convocada este lunes como a mañana martes. Esto no tendrá un efecto extraordinario en la sesión plenaria convocada para el jueves. «Estamos haciendo un flaco favor a Ceuta y España y un gran favor a quienes pretenden dividir a la sociedad ceuta en torno al objetivo fundamental de que en esta Asamblea todos somos y nos sentimos españoles», dijo Vivas en una comparecencia tras la suspensión de la sesión. . .

El PSOE, el MDYC y la Coalición Caballas han coincidido en destacar que la estrategia de los representantes de Vox se basa en “disolver” los plenos, según declaraciones realizadas tras la suspensión a medios locales. Sin embargo, el partido de extrema derecha negó la acusación y acusó a Vivas de un «gesto caciquilloso» para la anulación y de «exagerar» a lo que ven como una mera declaración de su argumento.

No es la primera vez que Verdejo utiliza el adjetivo promarroquí para designar a los diputados de Ceuta de fe musulmana. Ya lo han hecho durante la anterior sesión de la Asamblea, el 27 de mayo, que se celebró sólo 10 días después de la llegada de 8.000 a 9.000 marroquíes, dada la falta de control sobre los agentes. Trabajadores fronterizos marroquíes. En esta ocasión, sus palabras llevaron a algunos funcionarios electos a responder, eufóricos, al grito de «villano» y «fascista». En esta ocasión, la sesión plenaria podría reanudarse poco después.

Sin embargo, este lunes Vivas y el resto de grupos que lo apoyaron optaron por que la cancelación sea definitiva. La idea de lo popular es abrir un período de «reflexión» entre las partes para que las sesiones vuelvan a la normalidad. “En este período de reflexión, todo encaja (…). Si me corresponde suponer que no soy capaz de mantener el orden y que debo dar un paso al lado para que en esta Asamblea se defienda y proteja la unidad de todos por la defensa de nuestra Hispanidad, estoy dispuesto a dar un paso. paso a paso ”, aseguró Vivas.